LO ÚLTIMO

Translate

martes, 15 de diciembre de 2020

7 RAZONES POR LAS QUE NO TE SIENTES BIEN DESPUÉS DE DESCANSAR


Los descansos incluyen sueño nocturno, siestas, descansos de 10 minutos lejos de tu escritorio, tiempo libre, vacaciones. Estos descansos son muy importantes para tu cerebro y tu cuerpo. Es por esto que debes equilibrar tu horario para tomar una cantidad decente de descansos. 

Pero puede suceder que aún descansando lo suficiente, te sientas igual o más cansado que antes. Es por esto que te traemos las razones por las que esto te está sucediendo, según los expertos:


1.  ESTÁS DESHIDRATADO

La deshidratación es una causas frecuente de cansancio. Incluso un pérdida de líquido del 2% puede afectar tu energía. Esto sucede porque:

- Se reduce el volumen de tu sangre
- Se espesa tu sangre
- El bombeo de tu corazón es menos eficiente
- Los nutrientes y el oxígeno tardan más en llegar a cada lugar de tu cuerpo

Diversos estudios señalan que la deshidratación puede afectar significativamente a deportistas profesionales, disminuyendo su rendimiento y provocando agotamiento. Es muy conocido que la deshidratación también afecta negativamente el estado de ánimo, el rendimiento cognitivo, la concentración, el pensamiento positivo y la eficiencia.

Así que a deber suficiente agua al día. Lo recomendable son 8 vasos o 2 litros diarios. 


2. NO DUERMES CÓMODAMENTE

Si no duermes bien por la noche, no despertarás descansado por la mañana. Debes acondicionar tu dormitorio para ayudarte a inducir el sueño cómodamente, libre de molestias. Debes tener en cuenta:

- La luz: El cuerpo solo produce melatonina, la hormona del sueño, cuando estás en la oscuridad. Así que deben estar todas las luces apagadas para que puedas conciliar el sueño y permanecer dormido.

- Las perturbaciones: Si duermes en pareja, las patadas, ronquidos, los movimientos, el robo de espacio o acaparamiento de las cobijas pueden perturbar tu sueño. Así que compra una cama y cobijas más grandes, y que no falten los tapones de oídos o una visita al médico para resolver los problemas de ronquidos.


- El colchón: Éste debe ser muy cómodo, ni demasiado duro ni demasiado blando. Las sábanas también son importantes, deben ser cómodas y acordes al clima.

- La posición: Dormir en determinadas posiciones pueden estar causándote molestias que pueden perturbar tu sueño. Trata de hacerlo en una posición en la que te sientas cómodo. Es recomendable hacerlo sobre el lado izquierdo y con un cojín entre las rodillas.

- Temperatura: Esto depende de cada persona, pero una habitación muy fría o muy caliente puede causar dificultades para dormir bien. Así que la mejor forma es que el ambiente esté fresco.


3. ERES PEFECCIONISTA

La perfección no es realmente posible, dejarte llevar por el perfeccionismo puede llevarte a trabajar en exceso y estresarte demasiado. Así que:

- Establece metas que sean posibles de alcanzar
- Haz tu trabajo bien y siéntete satisfecho
- Trabajar más no te acercará a la perfección
- No te impongas expectativas irracionales
- No te estreses por cosas que están fuera de tu control
- Esfuérzate para obtener resultados progresivamente

 
4. EL DESORDEN

Los espacios desordenados pueden afectarte negativamente. Tanto tu hogar como oficina deben estar ordenados para que no afecten tu trabajo y tus horas de descanso. El desorden hace que tu cerebro se estrese y confunda, haciendo que procese mal la información y funcione mal.


El cerebro responde a las cosas que ve, el estímulo visual es capaz de cambiar la forma como el cerebro reacciona y responde, afectando la productividad, el pensamiento positivo y demás factores para tu tranquilidad.

Así que debes mantener limpios y ordenados tanto tu lugar de trabajo como tu casa. De lo contrario, el desorden te cansará más de lo que ya estás y se te hará más difícil limpiar.


5. TOMAR ALCOHOL ANTES DE ACOSTARSE

Es verdad que el alcohol nos da una sensación de somnolencia pero aunque puede hacerte dormir más rápidamente, el alcohol interrumpe tu fase de sueño profundo. Este es el sueño reparador, así que no te sentirás bien en la mañana.


6. TOMAR DEMASIADO CAFÉ

No hay nada de malo en tomar una gran taza de café por la mañana para despertar y estar alerta durante el día. Pero cuanto más tarde consumas cafeína, más probable será que te sientas cansado al día siguiente.

Desafortunadamente, muy pocas personas tienen realmente tolerancia a la cafeína. Esto es algo que no todos saben, es por esto que toman demasiado café durante el día para mantenerse en alerta pero afectando su ciclo de sueño. Por tanto, no debas cafeína 5 horas antes de acostarte o deje de consumirla, ya se en el café, refrescos, postres después de media tarde.


7. SUFRES DE UNA CONDICIÓN DE SALUD SUBYACENTE

Algunas enfermedades físicas o mentales pueden causar cansancio extremo, así que consulta a tu médico de cabecera para que descubra que te puede estar afectando. Algunos de estos trastornos pueden provocar fatiga:

- Apnea del sueño
- Depresión
- Enfermedades crónicas


Es importante tomar descansos, pero puede que sean inútiles si no te brindan los beneficios que necesitas. Es importante asegurarte qué te está causando este cansancio para solucionarlo. Descansar es fundamental para todos tus procesos físicos y mentales. Si sospechas que pueda tratarse de un problema grave, no dudes en consultar con un médico lo antes posible.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario