LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 1 de julio de 2021

CERRANDO CICLOS


Todos pasamos por muchos ciclos a lo largo de nuestra vida. Los ciclos son períodos de tiempo que tienen un inicio, un desarrollo y un final. Pueden durar un día, una semana, un mes, un año o varios. Todo depende de la energía que le demos y qué tanto lo fortalezcamos.

Veamos un breve ejemplo; cuando alguien que trabaja para una empresa se lleva a casa un bolígrafo pensando que es un objeto sin valor y que a la empresa no le cuesta nada, aquí está abriendo un ciclo. Este acto se llama robar, no importa el tamaño o la cantidad, todo se trata de la acción de robar.


El ciclo sólo podrá cerrarse hasta que el bolígrafo sea devuelto. Si no es así y por el contrario la persona sigue llevándose cosas a su casa, sigue alimentando y fortaleciendo ese ciclo. Si no cierra el ciclo devolviendo el bolígrafo o el objeto que ha robado, tarde o temprano, la vida cerrará el ciclo con acciones iguales pero hacia la persona que abrió ese ciclo.

Si abres ciclos haciendo mal o bien, eso es lo que recibirás al finalizar ese ciclo porque todas las etapas de la vida tienen un inicio y un final. Es de suma importancia que cerremos correctamente cada ciclo de nuestra vida para poder continuar. Por tanto, a continuación les traemos cómo cerrar correctamente un ciclo:

1. Reconocer que hay un ciclo abierto por algo o con alguien.

2. Perdona a los demás y perdónate a ti mismo para deshacerte del pasado que te hace daño y roba tu energía.

3. Acepta que el ciclo ha terminado.

4. Aprende a dejar ir.


Existen personas que aún después de haberse divorciado y rehecho su vida con alguien más, guardan cosas u objetos de su pareja anterior o que se las recuerda. Con esto solo permiten que esa energía siga viva y no cierran el ciclo. A mucha gente le cuesta deshacerse del pasado y se atan a él por medio de cosas u objetos. Lo más saludable es regalar, botar o vende todo lo que los ate a ese dolor o resentimiento.


FORMAS DE CERRAR CICLOS

Cierre directo: Este tipo de cierre se hace enfrentando la situación, ya sea la mala acción que hiciste, hablar con la persona afectada, pedir perdón o devolver lo que sustrajiste. En pocas palabras, enfrentar las consecuencias de tu actos.

Cierre indirecto: En este tipo de cierre se hace indirectamente. Escribiendo una carta o mensaje a la persona afectada, perdonarte a ti mismo, vender o regalar los objetos que nos atan a personas que nos hicieron daño o a las que les hicimos daño, hacer meditaciones de fin de ciclos y liberar nuestros pensamientos de lo que sucedió.


CICLOS ABIERTOS

También conocidos como "círculos viciosos". Cuando una pareja termina pero no hablan sobre los motivos de la separación, puede que ambos o uno de los involucrados se desgasten preguntándose una y otra vez: ¿Qué pasó? ¿Por qué? ¿De qué soy responsable? ¿Fue mi culpa? 

Los pensamientos, las culpas, los remordimientos, rabia y resentimiento no permite consagrar un cierre. Esto hace que se sigan manifestando las mismas situaciones dolorosas en nuestras vidas, una y otra vez.
 

Es por esto que debe hacerse un balance de lo que fue este ciclo para ustedes, perdonar o hablar con la persona afectada o que te afectó, perdonarse a sí mismo. Sea lo que sea que hagas, debes hacer consagrado el cierre del ciclo.

Así que, revisen qué ciclos tienen aún abiertos, con qué o con quién. Ciérrenlos de forma directa o indirecta para así sanar y abrirse a la felicidad y la abundancia. Sólo tú tienes el poder de sanar y poder continuar tu vida libre de ataduras y cargas. ¡Mucho éxito!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario