LO ÚLTIMO

Translate

lunes, 22 de febrero de 2021

SÉ HUMILDE Y NUNCA TE CREAS MÁS QUE LOS DEMÁS


Nunca te creas más que nadie por solo tener un título universitario, un buen trabajo, una hermosa casa o auto, un cuerpo atlético o una gran cuenta bancaria, es mejor que lo pienses muy bien y nunca infles tu ego como un globo, recuerda que vivimos en un mundo lleno de alfileres y uno de ellos te puede pinchar.

Hay mucha gente que se cree lo mejor de lo mejor y lo único que hacen es poner inferior a otras personas que si son grandes y realmente valen oro, pero saben una cosa al final seas rico o pobre, príncipe o sirviente, guapo o feo, hombre o mujer, joven o abuelo, el caso es que todos vamos para un mismo hueco y nos convertiremos en polvo.


Por eso a las personas que se creen superiores a los demás y se creen inmortales en este mundo terrenal, es bueno que se den una vuelta por los cementerios más de seguido para que tengan en cuenta que absolutamente todos terminaremos ahí.

En el cementerio nadie puede ver el dinero, la casa, el auto, las joyas y todas las riquezas materiales que tenían en vida, solo se cumplirá lo que dice la biblia; polvo fuiste y al polvo volverás, así que no te creas la gran cosa, pues viniste a este mundo sin nada y te irás de aquí sin nada. 

Siempre hay que ser humildes, hagas lo que hagas, estés en donde estés y vayas a donde vayas; no te olvides que el dinero hace a personas adineradas, el conocimiento hace a personas sabias, pero la humildad hace grandes personas.

Jamás minimices a alguien por lo que tiene o por lo que es, hoy puede ser que lo tengas todo pero mañana puedes necesitar de la ayuda de esa persona que un día no le tendiste la mano, por eso nunca hay que decir de esa agua no beberé, porque el camino es largo y te puede dar mucha sed.


Con todo esto no se quiere decir que no estudies y trabajes por tus sueños o metas, simplemente hay que conservar siempre la humildad y nunca hay que creerse mejor que nadie, recuerda que lo importante es lo que eres, no importa el cargo que ocupes, la clase social en la que vivas, la profesión que tengas, lo que realmente vale es lo que hay en tu corazón.

Nunca hay que menospreciar a nadie, todas las personas tienen algo que enseñar y tú algo que aprender, porque para ser grandes en la vida, primero hay que ser grandes de corazón, entonces es tu decisión ser humilde y buena gente o ser una mala persona que le gusta humillar a otros.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario