LO ÚLTIMO

Translate

sábado, 9 de enero de 2021

TEN MUCHO CUIDADO CON LOS ENVIDIOSOS


Las personas que son envidiosas por lo general ellas mismas terminan haciéndose daño con el paso del tiempo, la envidia es aquello que se siembra en el corazón por falta de logros personales, algunas veces se maquilla de amabilidad, se pone perfume de cortesía y sale a la calle disfrazada de buena voluntad.

El envidioso es atento y observa siempre todo a su alrededor y se molesta ante la felicidad ajena, solamente se siente tranquilo y hasta feliz cuando contempla la miseria de las otras personas.


De ahora en adelante presta más atención a esas personas que son así envidiosas, la envidia se viste de muchas maneras como las críticas, ofensas, dominaciones, rechazos, difamaciones, agresiones, rivalidades y venganzas, así que es mejor que de ahora en adelante tenga más cuidado con esas personas que son así envidiosas.

Lo mejor que podemos hacer ante este tipo de personas es ignorarlas y si se puede es mejor alejarse, hay que pedirle mucho a Dios por estas personas que son envidiosas para que las bendiga siempre y para que les vaya bien en la vida y sobre todo para que les toque un poco el corazón y las haga cambiar para mejores personas.

Si puedes ayudar a otras personas en lo que puedas hazlo, esas cosas son las que te hacen brillar y que nunca nadie te podrá apagar, esto es lo que le pica a cualquier persona envidiosa porque tu no sabes cuánto darían ellos por tener ese brillo que viene de tu ser y que nunca podrán copiar.
 

Cada persona brilla a su manera, no hay necesidad de envidiar a los demás, que lindo es ser parte de los éxitos de tus familiares, amigos, de tu pareja, de compartir y celebrar al máximo cómo si fuera tu triunfo, eso es lo que te hace realmente una excelente persona.

Si de verdad vives tu vida sin envidiar a nadie y realmente con tu esfuerzo, dedicación y lucha vas a lograr conseguir el doble de lo que hagas, recuerda esto muy bien, lo que tu le desees a otra persona ya sea bueno o malo el universo y Dios se encargara de devolvértelo varias veces, entonces lo mejor es vivir sin envidiar a nadie y mantener siempre pensamientos positivos hacia uno y hacia los demás.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario