LO ÚLTIMO

Translate

sábado, 13 de junio de 2020

UNA DIETA BAJA EN SODIO MEJORA TU SALUD


Es probable que si padeces de presión arterial alta, tengas una dieta baja en Sodio como parte de las indicaciones médicas. El Sodio tiene mala reputación, pero no es del todo malo, ya que es un mineral esencial para la salud del cuerpo. Normalmente lo consigues en la sal de mesa, enlatados, encurtidos, entre otros.

Es muy fácil excedernos en la ingesta de Sodio y esto no es bueno para el corazón. Es por esto que muchas personas optan por una dieta baja en Sodio. Pero hay que tener mucho cuidado porque el Sodio mantiene el equilibrio de los líquidos en las células, agrega electrolitos al cuerpo, ayuda con el movimiento de los impulsos nerviosos, a los músculos a contraerse y relajarse, a la digestión y mantiene el volumen y la presión sanguínea.


El problema es saber la cantidad exacta que debe consumirse y encontrar el equilibrio. Las pautas dietéticas sugieren que debe consumirse entre 1.5 gr a 2.3 gr, que equivalen a una cucharadita de Sodio al día. 

Consumir en exceso Sodio conduce a padecer de hipertensión arterial, enfermedades del corazón, derrame cerebral, afectar su cerebro en general o causar la pérdida de calcio en los huesos.

Así que elige una dieta equilibrada y baja en Sodio para mejorar tu salud, aquí te damos algunos pasos simples que puedes seguir para empezar a hacerlo:


1. ADIÓS A LO SALADO

No es necesario agregar tanta sal a la comida. Muchos alimentos ya contienen Sodio, así que mide la sal que usas y así reducirá su consumo de Sodio.


2. COME MÁS ALIMENTOS FRESCOS

Una forma de reducir el Sodio es dejar de comer alimentos procesados y comer más frutas, verduras y carnes frescas. Muchos de estos alimentos ya contienen Sodio, por tanto así obtendrás el Sodio que necesitas.


3. LÍMITE LOS SABORIZANTES PROCESADOS

Aléjese de las sales de cebolla y ajo, las salsas de soya, teriyaki, de tomate, encurtidos, aceituno y de barbacoa. Crea tus propias salsas con vegetales frescos o compra las que dicen que son bajas en Sodio. 


4. CAMBIA TUS RECETAS

Cuando cocines, reduce a la mitad la sal que normalmente usas.


5. LAVA LOS ALIMENTOS ENLATADOS

Si usas verduras enlatadas, lavarlas antes de usarlas elimina hasta un 40% del Sodio que traen.


6. ENCUENTRA UNA ALTERNATIVA

El jugo o vinagre de limón y lima agrega un sabor que imita la sal. Úsalos en sopas, guisos y salsas.


7. ALÉJATE DE ALIMENTOS QUE NO TE CONVIENEN

Existen alimentos cargados de Sodio, por ejemplo: comidas congeladas, enlatados, mezclas de salsa y sopas, verduras en caja, mezclas de arroz.


8. LEE LAS ETIQUETAS

Ten en cuenta los niveles de Sodio en los alimentos que estás comprando. Puede que te sorprendas ver todo el Sodio que contienen. 


Las personas, frecuentemente, sólo siguen una dieta baja en Sodio cuando se les diagnostica alguna enfermedad asociada al alto consumo de Sodio. ¡No esperes a que esto suceda! Si comes alimentos bajos en Sodio cuando aún eres joven, estarás evitando males futuros.


Por tanto sigue estos consejos para mantenerte saludable por más tiempo y ahorrarte muchos problemas de salud futuros.

Mientras aún seas joven, haz que esto sean hábitos:

- Come menos Sodio

- Come menos Azúcar

- Aumenta la fibra

- Come más verduras y frutas frescas

- Come carnes magras

- Elige grasas saludables

- Haz ejercicio

Sé creativo con tus recetas de cocina

Comienza con algunos pasos simples, no espere hasta que sea demasiado tarde.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario