LO ÚLTIMO

Translate

martes, 5 de mayo de 2020

7 MANERAS DE ENCONTRAR PAZ EN ESTE MUNDO LOCO


A medida que nuestras vidas avanzan, la mayoría queremos encontrar paz en este mundo loco. Si miramos a nuestro alrededor, diariamente suceden desgracias e injusticias, y desearíamos hacer desaparecer todo eso.

Es por esto que siempre nos decepcionaremos al intentar encontrar paz fuera de nosotros mismos. La paz en nuestro corazón, alma y mente viene de aceptar la vida y aprender a surfear los obstáculos que se nos presentan.


Cuando encontramos la paz dentro de nosotros mismos, la vida no tiene tantas trampas. Piénsalo por un momento y entenderás que la falta de paz proviene de algún tipo de desequilibrio dentro de nosotros mismos. Somos nosotros lo que creamos una realidad a partir de nuestros pensamientos y deseos. Así que, si queremos nuestra vida en paz, debemos desaprender y reformular esas creencias y deseos que contradigan con nuestra realidad y la verdad que queremos experimentar.

"La paz es el resultado de volver a entrenar tu mente para procesar la vida tal como es, en lugar de como crees que debería ser."
- Wayne E. Dyer

Tenemos más control sobre nuestras vidas de lo que creemos. Teniendo en cuenta esto, te damos algunos consejos para que encuentres tu paz interior en este mundo loco:


1. Responde en lugar de reaccionar

No permitas que todo lo que sucede a tu alrededor se meta debajo de tu piel. No lo conviertas en algo personal. Debemos tener compostura en todas las circunstancias de la vida para no dejar que nos controlen. Si reaccionas a todo lo que la vida te arroja, sea bueno o malo, tu estado mental y emocional no tendrá equilibrio.

Seguirás siendo una víctima de la vida en lugar de un maestro de ella. La vida, inevitablemente, tiene altibajos. Pero puedes surfear los obstáculos en lugar de permitir que te tiren abajo.

Muchos sólo sienten paz cuando todo marcha bien y en el momento que sucede algo desagradable o traumático, pierden la calma y permiten que la vida los ahoguen.

Lo que decimos no significa que debas ser despiadado e insensible en la vida, simplemente que no permitas que las circunstancias cambiante de la vida, controlen tus emociones.


2. Aceptar la vida en lugar de luchar contra ella
  
Es decir, acepta las circunstancias que la vida te presenta. No importa que aún no hayas alcanzado tus sueños, aun así puedes encontrar paz y felicidad en el ahora.  Tienes mucho qué agradecer, cuenta tus bendiciones de ahora y deja de pensar en lo que aún no tienes.

La mayoría de personas luchan contra la vida y viven llenas de incomodidad y ansiedad. No están en paz porque usan toda su energía en preocuparse, analizar todo o simplemente alejarse del presente. Lo que se resiste, persiste. Elige liberar esa tensión y permite que la paz se apodere de ti.

Una vez que aceptes tu situación, puedes dar el siguiente paso con la mente despejada y en paz. Libera tus emociones reprimidas para que puedas escuchar mejor a tu intuición, que te ayudará a guiarte en el camino.


3. Medita

La meditación es entrenar tu atención y conciencia usando tu respiración para controlar la energía corporal. Los beneficios que ofrece están:

- Reduce el estrés

- Disminuye la ansiedad

- Promueve el bienestar y equilibrio emocional

- Aumenta la autoconciencia y la intuición

- Mejora la capacidad de atención y la memoria

- Ayuda a aumentar los sentimientos amables y compasión hacia uno mismo y los demás.

- Mejora la calidad de sueño

-  Ayuda a frenar las adicciones

- Reduce el dolor

- Disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca



4. Haz de tu hogar tu santuario

Si tienes un lugar tranquilo al volver a casa, esto te ayudará a aliviar el estrés y la ansiedad. Rodéate de plantas, música relajante, arte y otros objetos que promueven la paz, encontrarás paz y tranquilidad en tu entorno. Elimina todo lo que perturbe tu calma, deshaste del desorden, apaga las noticias y tira los alimentos poco saludables que tienes en tu despensa y refrigerador.

Manten un ambiente tranquilo en casa, y te ayudará a tener sentimientos pacíficos en tu corazón y mente.


5. Cuida la calidad de tus compañías

A nadie le gusta rodearse de personas negativas, pero todos las tenemos en nuestras vidas. Ya sean amigos o familiares. Debemos cuidarnos de su energía, ya que tienden a deprimirnos y contagiarnos de su mala vibra. 

Presta atención cuando sales con tus amigos y regresas agotado y abrumado, debes reevaluar tu amistad con ellos o pensar en reunirte menos con ellos. Igualmente si son familiares, entre más lejos estés de ellos, mejor.

Tus amigos y familiares tienen que inspirarte y agregar valor a tu vida, no bajar tu estado de ánimo. Así que considera empezar a alejarte de las personas que no sacan lo mejor de ti.


6. Sal a encontrarte con la naturaleza

Si bien las comodidades modernas nos han facilitado la vida de muchas maneras, también nos ha cortado nuestra conexión con la naturaleza.

Muchos estudios demuestran que conectar con la naturaleza restaura la paz y la calma en nuestras vidas. Cuando nos rodeamos de bosques, arroyos y paisajes naturales, nuestras mentes comienzan a calmarse de inmediato. 


7. Escucha los problemas de los demás sin hacerlos tuyos

Si permitimos que eso sucede, nuestra paz nos es arrebatada. Podemos dar empatía a los demás sin absorber su energía o asumirla como propia. Tener un límite es vital para preservar la paz interior.

Si a menudo las personas se acercan a ti para contarte sus problemas, escucha sin dar demasiada energía. Al permitir que las circunstancias de afuera, de otras personas, controlen tus emociones, la paz huirá de ti. Sin embargo, si tomas lo que te arroja la vida y mantienes una disposición equilibrada, tendrás más energía y recursos para ayudar a los demás.

Sigue estos sencillos consejos para brindar amor y apoyo a los demás sin sentirte abrumado:


- Dales consejos, pero no te involucres demasiado.

- Sugiereles buscar ayuda profesional o programas de meditación.

- Tómate el tiempo para tu autocuidado, porque no puedes ofrecer nada si tu taza está vacía.

- No des de más. Tú también necesitas.

- Recuérdales que a veces la vida nos pone obstáculos, pero eso no significa que la cosas siempre serán así de difíciles.


Todos queremos tener paz, tranquilidad, felicidad y satisfacción en nuestras vidas; pero sin crisis y tiempos difíciles no apreciaríamos los buenos tiempos.

En nuestras vidas siempre tendremos luz y oscuridad, así que la próxima vez que te sientas abrumado por las situaciones que te presenta la vida, recuerda que los tiempos difíciles no duran para siempre, ya vendrán días mejores.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario