LO ÚLTIMO

Translate

martes, 11 de enero de 2022

NO OBLIGUES O DEJES QUE TUS HIJOS SALUDEN DE ESTA FORMA A TODO EL MUNDO


Tal vez en alguna ocasión te ha pasado que algún familiar o incluso algún desconocido se acerca a tu hija o hijo para pedirle un saludo, un beso o un abrazo. En nuestra sociedad es muy común saludar con un abrazo y un beso a alguien pero cuando tu hija o hijo no quiera hacerlo debes respetar eso y jamás debes obligarlos a que lo hagan.

Es muy común llegar a la casa de un familiar y que los abuelos, los tíos o primos se vayan hacia tus hijos para pedirles un abrazo y un beso o incluso en la calle cualquier vecino o desconocido se les abalanzan para pedirles que los salude y si tu hija o hijo no quieren saludar probablemente van a decir que es muy tímido, que es poco sociable, y que se nota que no van al colegio.


¿Qué haces entonces en esos momentos, obligas a tus hijos a saludar, obligas a darle besos aunque él o ella no quieran? En estos casos recuerde que siempre debes ponerte en el lado de tu hija o hijo para que ellos se sientan acompañados y para ayudarles a neutralizar todos esos mensajes negativos, respeta su manera en la que ellos piensan y su forma de ser.

Hay niños que son más abiertos y más confiados y enseguida pueden entablar una conversación con cualquiera sin ningún problema, hay otros niños que son más reservados y les cuesta más coger confianza; no es que sea ni mejor ni peor, solo hay que respetar a los niños tanto si son de una manera como si son de otra.  

Los niños tienen un sexto sentido, ellos tienen una sensibilidad especial para detectar de quién se pueden fiar y de quién no, quién les da buenas sensaciones y quién no, así que si nosotros les respetamos en eso van a seguir confiando en ese sexto sentido cuando sean adultos y podrán diferenciar qué tipo de personas está en consonancia con ellos y qué tipo de personas no.

Si los forzamos a saludar cuando ellos están pequeños, van a perder esa sensibilidad y por otro lado no habrán aprendido a respetarse porque en el fondo todo esto es una cuestión de respeto, tengan presente que si ellos se sienten respetados se respetarán su cuerpo, sus decisiones y cuando sean adultos no permitirán que alguien intente imponer su voluntad sobre su cuerpo, por eso es tan importante respetar lo que ellos sienten y no obligarlos a saludar a desconocidos cuando ellos no quieren.


Entonces recuerden que por un lado no los obligues a saludar si ellos no quieren, y por otro lado neutraliza todos los mensajes negativos de es tímido, es poco sociable, todo eso neutralízalo diciéndole a esa otra persona o desconocido que el niño o niña no tiene confianza contigo, gánate su confianza y te saludará, pero ante todo respeta la decisión que tus hijos elijan y enséñales a que no se deben dejar tocar o besar de alguien más de lo normal y que si eso pasa se lo tienen que contar a la mamá o al papá.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario