LO ÚLTIMO

Translate

viernes, 14 de enero de 2022

LOS OJITOS DE UN ANIMAL TIENEN EL PODER DE HABLAR UN LENGUAJE ÚNICO


Cuando miras a los ojos a tu gato o tu perro, si lo miras muy bien, vas a observar que no solo se trata de un animal, vas a ver a un ser vivo como tú, vas a ver a un gran amigo, a un alma que siente y que sabe de miedos, de cariño y afecto y que ante todo se merece el respeto como cualquier persona en este mundo.

Muchas veces parece que estuviéramos siendo vigilados por los lindos y atentos ojos de nuestras mascotas, así que quien mira siente y esto es algo que también sienten nuestras mascotas o animales. Recuerden que nuestros nervios ópticos están conectados al hipotálamo y es allí donde se encuentran nuestras emociones y nuestra memoria.


La mirada de nuestras mascotas es el idioma de afecto y el respeto más sincero y solo ellos saben hablar con ese lenguaje que no necesita palabras, tal vez muchos de ustedes han experimentado que cuando han adoptado a un gato o un perro se conectan muy bien con la mirada porque ellos son capaces de expresar muchas cosas entre ellas el amor puro y sincero hacia nosotros. 

Los perros y los gatos son animales que desde hace miles de años han convivido con el hombre, así que si tu peludo te mira a veces muy fijamente es muy seguro que quiera salir a pasear, por otro lado si han pasado muchas horas desde que ha comido lo más probable es que tenga hambre y quiere recordarte que ya es la hora de alimentarlo, también cuando ellos te sostienen la mirada te quieren decir que le prestes atención, que lo acaricies o que juegues un rato con él.

Nuestras mascotas suelen estar siempre atentas a nuestras actitudes, gestos, posturas y expresiones faciales, de esta manera son capaces de identificar nuestro estado de ánimo y comprender que ocurre en cada momento, por esta razón tu perro o gato te mira para leer tus emociones y comprender el mensaje que tu cuerpo expresa de forma no verbal.

Cuando nuestras mascotas están enojadas también nos lo hace saber por medio de su mirada y gestos, por eso cuando tu perro o gato te miran fijamente y te adoptan una postura agresiva enseñándote los dientes, los pelos erizados, las orejas hacia atrás y gruñendo, significa que está enojada y te puede atacar, en este caso debes desviar la mirada y poco a poco aléjate lentamente sin darle la espalda para que se calme.
  

No cabe duda que un perro o un gato nos dan el afecto, la compañía, mucha alegría a nuestra vida, amor incondicional y nos recuerdan cada día por qué es tan hermoso que los miremos a los ojos, lo mejor que puedes hacer es darles mucho amor, mucho cuidado, juega con ellos más seguido y quiérelos como a un integrante más de la familia.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario