LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 5 de agosto de 2021

¿POR QUÉ UNA MUJER DEJA AL HOMBRE QUE AMA?


Muchos hombres creen que porque sus esposas o novias los aman, nunca los van a dejar y pueden hacer lo que les da la gana. Pero esto está muy alejado de la realidad. Con frecuencia, muchas mujeres se enamoran por las razones equivocadas y el choque con la realidad se da más temprano que tarde. Con el tiempo se dan cuenta que no son amadas y valoradas como merecen. 

Hoy en día, el rol de la mujer ha cambiado drásticamente. Ya no hay tantas mujeres abnegadas y sumisas que aguantan todo por conservar una familia unida, un status o una relación de pareja. La mujer de hoy sabe lo que vale y merece. Con esto en mente, a continuación algunas razones por las que una mujer abandona al hombre que ama:


1. NO TIENEN INTERESES COMUNES

Aunque siempre se ha dicho que los polos opuestos se atraen, para que una relación se mantenga fuerte y saludable, se necesita que hayan intereses en común. Incluso, tal vez gracias a un interés común empezaron la relación. No pueden ir en direcciones diferentes. Es comprensible que las personas cambian con el tiempo y les dejen de gustar algunas cosas y les empiece a gustar otras. Si un compañero no entiende eso y en su lugar crítica y menosprecia todo lo que hace su mujer, corre el riesgo de ser abandonado. 


2. NO HAY BUENA COMUNICACIÓN

Los seres humanos necesitamos ser escuchados. Sin embargo, para los hombres es un poco más difícil escuchar a las mujeres. Cuando un hombre no escuchan activamente a su compañera, la relación se va deteriorando. La mujer necesita ser escuchada y que sus pensamientos y opiniones sean respetadas.


3. AUSENCIA DE INTIMIDAD

Es un mito que las mujeres no necesitan tanto la intimidad como los hombres. Las mujeres también tienen necesidad de sentirse amadas y deseadas. Es cierto que con el tiempo la relación se puede enfriar pero eso no significa que la intimidad deba ser enterrada.


4. DEMASIADO EGOÍSMO

Toda persona en una relación espera ser la prioridad de la otra persona involucrada. En muchas relaciones se ve que la mujer hace del hombre su prioridad pero no viceversa. Las mujeres de hoy en día son prácticas y no se aferran para siempre a un hombre que no parece querer estar con ella. 


5. MUCHA INSEGURIDAD

La inseguridad no es atractiva. Los hombres celosos, que espían y vigilan a sus mujeres terminan siendo abandonados. La confianza es primordial en toda relación y sin ella, no hay nada más que hacer que salir de ahí corriendo.


6. FALTA DE ESPACIO

Para que una relación sea saludable y fuerte, ambos necesitan tiempo a solas o pasar tiempo con sus amigos. Deben extrañarse de vez en cuando. Las mujeres terminan las relaciones con hombres que no les dan espacio para nada. Dar espacio es señal de confianza y respeto. Y por supuesto, es necesario para la salud mental y la salud de la relación.


7. MUY POCO TIEMPO

En el mundo de hoy, estamos muy ocupados pero siempre debemos sacar tiempo para edificar una relación fuerte y sólida. Un hombre que siempre está ocupado está enviando la señal que no desea estar con su mujer. La mujer entenderá que habrán momentos en los que no tenga mucho tiempo pero si es así todo el tiempo, también entenderá que no la quieren en su vida.


8. NO LE DAN SUFICIENTE RECONOCIMIENTO

Los pequeños detalles importan tanto como los grandes. Las mujeres esperan que se les reconozca hasta la cosas pequeñas.  Las personas que son capaces de apreciar las cosas pequeñas de la vida son las mejores personas para tener cerca. Los hombres que no reconocen y alaban a sus mujeres van perdiendo puntos con su compañera.


9. COMPARACIONES

Una de las peores cosas que un hombre puede hacer es comparar a su mujer con otra, especialmente con una ex o con su madre. Primero que todo no debe compararse a las personas, cada quien es único y todos tienen sus defectos y virtudes. Si un hombre hace esto, está demostrando que no ama a su mujer por quien es.


10. INFIDELIDAD

Este punto no tiene mucha explicación. Un hombre infiel es lo peor y no merece el amor y respeto de una buena mujer. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario