LO ÚLTIMO

Translate

lunes, 26 de julio de 2021

SI VAS A AYUDAR A ALGUIEN PARA ECHÁRSELO EN CARA, MEJOR NO LO AYUDES


Algunas personas ayudan a otras para después sacarlo en cara por el favor que les hizo, esto es muy desagradable para quienes lo han vivido porqué se sienten mal y hasta humillados; recuerden que hay actos que nacen desde el corazón, de sentir la necesidad del otro, de ponerse en los zapatos del otro, porque hoy por ti y mañana por mí.

Esas personas por lo general hacen pasar su acto de generosidad como una ayuda y más adelante cuando menos tú te lo imaginas te sacan en cara todo lo que hicieron por ti, te recuerdan hasta el más mínimo favor que te hicieron y ahí es donde te puedes estrellar con la perspectiva que tenias de esa persona que se veía tan amable y tan generosa.


También hay personas que ayudan a otras solamente presión social, lo hacen para obtener el reconocimiento de otras personas pero no porque de verdad les nació del corazón ayudar sinceramente a esa otra persona que de verdad lo necesita.

Esa persona que ayuda con el interés de esperar más adelante algo a cambio, no está ayudando sinceramente, va a estar viviendo con infelicidad porque si no recibe nada de esa otra persona a la que ayudo después se lo va a sacar en cara y van a haber posiblemente discusiones que no van a llevar a nada bueno.

Existen esas personas que llevan la cuenta de los favores que van haciendo, así hayan pasado un par de años esos favores los tienen presentes como si hubiera sido ayer, lo más delicado es que estas personas cobran cuando quieren y como se les viene a su antojo hacerlo; que triste es que alguien te saque en cara todos los favores y hasta te los cobre con el tiempo.


Dar sin esperar nada a cambio es uno de los placeres más hermosos de la vida, es sentir alegría, paz, gratificación en el pecho y en el alma, no importa cuánto ayudes, lo importante es ayudar con sinceridad y de corazón, tener esos simples gestos como una sonrisa, esos pequeños detalles son los que hacen la diferencia.

Cada persona tiene sus problemas día a día, así que lo más bonito que puedes hacer es tener amabilidad, generosidad, presta tu ayuda cuando puedas hacerlo y si vas a ayudar a alguien para después echárselo en cara mejor no lo ayudes, simplemente recuerda que más adelante tú puedes ser quien necesites de la ayuda de alguien.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario