LO ÚLTIMO

Translate

viernes, 25 de junio de 2021

EL QUE AMA, NO ENGAÑA


Cuando se habla de infidelidad, pueden formarse grandes debates sin llegar a ninguna conclusión. Muchos dirán que la infidelidad es un error que alguien comete y otros que es una decisión consciente. 

Para Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, la infidelidad está justificada en la misma existencia humana. El amor y el deseo se moldean en la infancia, conforme  como vivamos nuestra infancia, moldearemos nuestras opiniones sobre el amor, fidelidad, infidelidad, traición, ética y sobre si cómo llevaremos nuestra vida en estos aspectos.


Las personas que desde su niñez se moldearon para engañar y mentir, serán infieles incontrolables. Para estas personas, según Freud, tienen la necesidad de estar con otra persona sin importar que estén en una relación. Son personas que no se comprometen nadie, pero igual quieren tener los beneficios de estar en una relación.

Estas personas pueden llegar a ser tan egoístas que les encanta la libertad y pasarla bien con otras personas, mientras su pareja los espera en casa. Incluso pueden llegar a exigir que su pareja debe entender su necesidad de libertad, pero sin dársela a su pareja. Muchas mujeres y también hombres, permiten este mal comportamiento de sus parejas por miedo de quedarse solos o por otras razones, pero no deberían permitirlo. 

Para esto, es necesario trabajar en el amor propio, el respeto por sí mismo y entender que la felicidad viene de dentro, no por estar con alguien más. Nadie merece ser tratado de esta forma, ya que eso no es amor. El amor es respeto, confianza, cariño y querer lo mejor para su pareja, y la infidelidad no tiene nada que ver con esto.

El infiel innato no se siente culpable o arrepentido, porque así es como es, es su forma natural de ser, porque así fue moldeado desde niño. Porque su entorno le celebraba las mentiras o el engaño o que tuviera dos "novias". La sociedad tiene mucha culpa porque celebran y dicen que un hombre es muy macho al tener muchas mujeres. ¡Ah!, pero cuando es una mujer la que tiene varios hombres, es muy mal visto.
 

Debemos normalizar que la infidelidad es un mal comportamiento tanto en hombres como en mujeres, y que deben buscar ayuda profesional para que sea tratado y superado. No pueden ir por la vida, dejando dolor y sufrimiento por donde vayan. 

Cuando se ama verdaderamente, se respeta, no se miente ni traiciona. Se debe respetar el compromiso que se adquirió con la otra persona, porque si de verdad te importa tu pareja y el vinculo que tienen, siempre se desea la felicidad y lo mejor para el otro.


2 comentarios:

  1. Muy linda esta explicación, así es si no hay respeto no hay amor

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leernos y por compartir tus pensamientos. ¡Saludos!

      Borrar