LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 10 de junio de 2021

EL MONTE EVEREST, LA MONTAÑA MÁS ALTA DEL MUNDO


Está situado en el Continente Asiático, en la cordillera del Himalaya, allí está marcando la frontera entre Nepal y Tíbet; el Everest tiene una altura de 8.848 m.s.n.m, es la frente del cielo y la madre del universo.

Para ir al Everest hay que llegar hasta Katmandú que es la capital de Nepal, su idioma oficial es el Nepalí, los excursionistas deben dirigirse a múltiples agencias que hay en la ciudad para que puedan conseguir los permisos de ascenso al Everest y contratar también a los Sherpas o guías que son pobladores de las regiones montañosas de Nepal que acompañarán a cada uno en la escalada a la montaña más alta del mundo.


Con un millón y medio de habitantes, Katmandú es una capital que sorprende, tiene estrechas y populares calles donde se puede encontrar casi de todo, fundamentalmente una amplia muestra de artesanía popular. En las calles es muy común ver a los artesanos elaborar sus propios productos y la música y las danzas son también parte importante de su cultura. 

La religiosidad está presente en todo el trayecto, cuando se empieza la ruta de caminata se van a encontrar banderas con oraciones al viento colgadas durante todo el paso o grabadas en las piedras, los lugareños mismos ofrecen colocarlas para pedir a Dios por la buena suerte de todos los alpinistas que pasan rumbo hacia la cima del Everest.

La vida es dura y los pobladores Sherpas la aceptan con rigor, pero también con actitud de servicio al visitante, el recorrido por el territorio Sagarmatha en Nepal recorre el trekking desde Lukla hacia Pheriche y el desvió para subir el Island Peak que se encuentra a una altura de 6189 m.s.n.m, donde se va a hacer la aclimatación que es de suma importancia para seguir ascendiendo hacia el Everest.

En el Island Peak se duerme a menos 2 grados bajo cero, pero para la mayoría de los alpinistas que van a realizar esta gran hazaña no les importa pasar por todas estas etapas de aclimatación, después deben seguir subiendo hasta Chukhung a 4.730 m.s.n.m, los ascensos siguen hasta llegar a un pico cercano que mide los 5.045 m.s.n.m y desde allí la visión del Himalaya hace temblar a cualquier visitante.

Sus picos con altitudes entre los 6.000 a los más de 8.000 m.s.n.m del Lhotse que es la cuarta montaña más alta de la tierra, vigilan el ascenso de todos los alpinistas que van al lugar, todos esos picos de más de 8.000 metros son el preludio del hermano mayor que es el Everest conocido mundialmente como la cima del mundo.
  

Ya en el campo intermedio a 5.800 m.s.n.m los alpinistas duermen a menos 9 grados bajo cero, está es la temperatura más suave de ahora en adelante, después llegan al campo base avanzado a 6.440 m.s.n.m a través del glaciar, aquí ya dormirán a menos 15 grados bajo cero, la estrategia es clara y debe respetarse.

El alpinista debe subir una etapa más cada día o cada 2 días para que se pueda ir aclimatando, para luego volver al campo de más abajo a reponerse del sobreesfuerzo mientras el cuerpo se acomoda a la exigencia. Después de adaptarse los alpinistas deben salir del campo avanzado rumbo al collado norte a 7.000 m.s.n.m, la travesía exige que se pongan los crampones y escalar un glaciar gigante. 

Tienen que subir el collado por un muro de hielo en el que hay cuerdas fijas y que por la cual llegaran a 7050 m.s.n.m, la altitud es uno de los peores enemigos del alpinista, la densidad del aire en estas alturas dificulta la captación del mismo, respirar el aire que hay en la cumbre del Everest, equivale a respirar en un ambiente con un 7% de oxígeno.

Por lo que es fácil de entender que dar 10 pasos en esta montaña significa un sobreesfuerzo tremendo, pero el cuerpo una vez adaptado a las grandes alturas finalmente puede responder. Muchos alpinistas tienen que regresar por varios días a los campamentos bases para seguir aclimatándose.


Ya después de haberse aclimatado en el campo base Chino, campo intermedio, campo base avanzado, campo 1, campo 2 y habiendo buen clima ya lo que les queda es ir a coronar la cumbre del Everest, cerca de los 8.000 m.s.n.m los Sherpas le ponen las bombonas de oxígeno a los alpinistas para que puedan llegar al campo 3 que está a 8.300 m.s.n.m.

En este último campo ya los alpinistas se preparan en unas horas para partir hacia la cumbre más alta del mundo el Everest, tantas veces deseada por muchos, nada en el mundo hay más alto; solo los sueños.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario