LO ÚLTIMO

Translate

lunes, 10 de mayo de 2021

¿POR QUÉ SE CONTAGIAN LOS BOSTEZOS?


Hay muchas razones por las cuales una persona puede bostezar al ver a otra persona hacerlo y esto pasa porque siente empatía por esa otra persona, pues el bostezar genera empatía, también sucede que si tu mascota bosteza ya sea tu perro o tu gato, te puede prender ese bostezo por la empatía que hay entre ambos.  

Otro de los motivos por la cual bostezamos es que hay momentos en el que nuestro cerebro necesita suficiente oxígeno y entonces manda como una señal para que podamos bostezar y entre así más oxígeno para que nos ayude a pensar más claramente.
 

También al bostezar nos ayuda a cambiar la temperatura de nuestro cerebro porque hay momentos en el que la temperatura está muy alta y entonces el cerebro también manda señales para que bostecemos y así nuestra temperatura vaya ir bajando poco a poco.

Hay un estudio que dice que cuando aún el bebé está dentro del vientre de la madre, el bostezar le ayuda a expulsar el líquido amniótico. Por otra parte en los animales el bostezar puede ayudar a intimidar al enemigo, porque al estar bostezando y mostrando los colmillos y dientes el enemigo se puede asustar.

También el bostezo se puede relacionar con cansancio, estrés, aburrimiento y ansiedad. El bostezar siempre va a ser involuntario en cualquier persona o animal y este se origina en la corteza motora primaria del cerebro.

Nosotros tenemos unas neuronas espejo y por eso cuando vemos a otra persona bostezar de manera inconsciente podemos reaccionar también con un bostezo involuntario, estas neuronas son las responsables de que sintamos tristeza al ver a alguien sufrir o son las responsables de hacernos sentir felices al ver a alguien que está feliz.


La acción humana más contagiosa de todas es el bostezo, con tan solo escuchar el bostezo en alguien, con ver a otra persona bostezando, fácilmente nosotros también lo vamos a hacer porque es muy contagioso.

Los momentos del día en los que más bostezamos es por las mañanas cuando nos levantamos y por las noches cuando nos vamos a ir a dormir. Recuerden que también podemos bostezar cuando tenemos hambre o cuando acabamos de comer muy plácidamente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario