LO ÚLTIMO

Translate

miércoles, 10 de febrero de 2021

DESÉALE SIEMPRE EL BIEN A LOS DEMÁS


Nunca hay que desearle el mal a ninguna persona, el tiempo es sabio y le da a cada uno lo que se merece, la justicia divina es perfecta y siempre recompensa con bien a quien lo hace y si alguien obra mal así mismo le va a ir en su vida.

La vida da muchas vueltas así que si te estás riendo de otra persona porque se encuentra pasando por un mal momento, ten mucho cuidado porque mañana ese puede ser tu lugar; siempre es muy bonito conservar la humildad en todo lo que hagas y nunca hay que desearle el mal a nadie.


En cualquier momento pase lo que pase es muy bonito que siempre te expreses con amor, siempre el amor tiene que ser tu principal arma para poder solucionar cualquier circunstancia de la vida que se te presente, no te desesperes cuando estés pasando por un momento difícil, ya vendrán buenos tiempos y siempre tienes que confiar en ti porque te mereces lo mejor de esta vida.

La vida da muchas vueltas, hoy puedes estar en la cima y mañana puedes estar en el abismo, por eso nunca hay que desearle el mal a nadie, a veces es difícil porque los malos pensamientos se nos pasan por la mente cuando vemos a alguna persona mala de esas que no merecen ni un minuto de nuestro tiempo. 

Personas que juegan con nuestros sentimientos y cuando nos hacen daño también deseamos que esas malas personas sufran por eso que nos hicieron, pero lo mejor es que le dejes eso al tiempo y a la justicia divina porque el que la hace hoy la terminara pagando mañana.

Si alguien en tu vida te lastimo y jugo con tus sentimientos y con tu confianza, sigue tu camino y no pierdas tu tiempo en desearle alguna cosa mala a esa persona, ya la vida se encargara de hacerle entender el gran error que cometió, ten siempre presente que la vida viene con los tropiezos incluidos y eso es parte del aprendizaje del día a día para que puedas salir siempre adelante.


Las personas que siempre actúan de mala fe, siempre terminan recibiendo la lección que se merecen, si por alguna razón hiciste el mal a alguien intenta remediar ese daño causado, pero tampoco te quedes en el pasado porque esos actos te borrarán la visión del presente y no te dejaran pensar en las cosas buenas que el futuro te deparará.

Es mejor vivir con la buena fe de siempre ser una buena persona, nunca seas esa persona negativa, todos queremos siempre personas positivas para nuestras vidas y si tú no eres así lamentablemente no estás haciendo nada contigo, piensa un momento y ponte la mano en el corazón y evalúate con sinceridad si de verdad eres una persona positiva y si siempre le deseas el bien a los demás.

Las buenas acciones traen buenas acciones, algunas a veces se demoran en llegar pero de que llegan llegan y debes confiar en eso, haz el bien y no mires a quien, recuerda siempre que toda acción tiene una reacción entonces tu decides si quieres actuar de buena fe o de mala fe, es tu decisión.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario