LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 14 de enero de 2021

SEÑALES DE QUE UN ADOLESCENTE ESTÁ EN GRAVES PROBLEMAS


Y que no debes ignorar.

La adolescencia puede ser una etapa difícil tanto para los hijos como para los padres. Así que algunos comportamientos y problemas pueden ser normales en la mayoría de adolescentes, pero algunos luchan con problemas más profundos. 

Muchos padres cometen el error de atribuir los problemas de sus hijos adolescentes a la etapa por la que están pasando, incluso teniendo grandes señales frente a ellos que su adolescente necesita ayuda.


Todos los padres esperan que sus hijos nunca tengan problemas, pero es importante que, si los problemas llegan, no reaccionen de manera exagerada o restándoles importancia. Ni extremo ni el otro.

Ser padre de un adolescente puede ser una experiencia estresante, especialmente si tu hijo tiene problemas. Es confuso y frustrante, y no sepas qué hacer. Es fácil ceder ante el miedo y estrés, y reaccionar exageradamente ante un comportamiento normal.


COMPORTAMIENTOS TÍPICOS DE LOS ADOLESCENTES

Por supuesto que no hay dos adolescente iguales como no hay dos personas iguales. Todos son diferentes. Sin embargo, hay comportamientos comunes:

- Cambios de humor
- Sus amigos se vuelven muy importantes para ellos
- Fuerte deseo de independencia y libertad

Es normal que los padres sientan que conocen bien a sus hijos. Los han criado desde bebés. Pero si tu adolescente tiene problemas, es posible que sientas que ya no lo conoces. Puede ser difícil entender por lo que están pasando, pero lo más importante es estar atentos a cualquier señal.

Con esto en mente ahora veamos las señales que muestra un adolescente que tiene problemas más profundos y que nunca debes ignorar:


1. GUARDA SECRETOS Y ENGAÑA

Si tu hijo siempre ha sido abierto y hablador, pero de repente empieza a mentirte y esconderte cosas, debes preocuparte. Los adolescentes tienen dificultades para hablar de sus sentimientos con sus padres, pero guardar secretos y engañar no es saludable. Podrían estar involucrado con drogas u otros comportamientos peligrosos.


2. DUERMEN DEMASIADO

Los adolescentes necesitan dormir más que un adulto. Lo normal es de 8 a 10 horas cada día, pero si tu adolescente duerme más que eso todo el tiempo, podría estar luchando contra la depresión. 


3. MALAS CALIFICACIONES 

Un adolescente que es buen estudiando y de repente empieza a mostrar desinterés en sus estudios y a tener malas calificaciones, podría tener problemas. Así que debes llegar a la raíz del asunto. Puede que esté deprimido o esté siendo víctima de bullying.


4. CAMBIOS EN SU ALIMENTACIÓN

Saltarse comidas, evitar comer, comer mucho o comer emocionalmente son señales de que hay problemas. Muchos padres pasan por alto estas señales y asumen que es normal de la edad, pero si estos cambios en la alimentación duran varias semanas, preocúpese e indague qué podría estar pasando. Su hijo podría estar consumiendo drogas, haciendo dietas absurdas o luchando contra algún desorden alimenticio como la anorexia o bulimia.


5. AISLAMIENTO

Es normal que los adolescentes quieran pasar un rato a solas en su habitación, pero si se vuelve algo excesivo que incluso se niega a compartir en familia cosas como comer, salir de paseo o simplemente conversar, podría ser señal de que algo anda mal. Podría estar luchando contra la depresión, el miedo o la vergüenza. No ignore esta bandera roja.


Otras señales son:

6. Roban
7. Son promiscuos
8. Son desaseados
9. Se escapan del colegio
10. Son agresivos
11. Renuncian a las cosas que aman, como algún deporte, instrumento o actividades extracurriculares
12. Problemas con su imagen corporal
13. Se lesionan o desprecian a sí mismos
14. Hacen bullying

Si tu adolescente muestra alguna de estas señales, puede ser momento de buscar ayuda profesional o de algún consejero que te indique el camino que debes tomar.


¿CÓMO AYUDAR Y APOYAR A TU ADOLESCENTE EN SU LUCHA?

Cuando tienes una adolescente con problemas, puede ser difícil para toda la familia. Incluso puede sentir que no sabe qué hacer para ayudarlo. Primero que todo, es indispensable que busque ayuda profesional que lo oriente y explique cómo proceder. Mientras busca ayuda profesional, aquí hay algunas formas sencillas de apoyar a tu hijo durante esta etapa complicada:

- Anímelo a compartir sus sentimiento contigo: No importa que te evite o no quiera hablar. No te rindas. Pregunta, hazle conversa, invítalo a participar en diferentes actividades contigo o a salir a cenar fuera, al cine o a tomar un café. Recuérdale constantemente que siempre estarás ahí cuando te necesite.

- Sé compresivo: Tú también fuiste adolescente y sabes cómo es.

- Felicítalo cuando hace las cosas bien

- Escucha sus opiniones y respétalas: Incluso si no estás de acuerdo

- Intenta resolver sus diferencias con calma: Enojarse no ayudará en la relación con su hijo.


NO TE OLVIDES DE TI

Es muy estresante tener hijos adolescentes y más si tienen problemas serios. Puedes empezar a tener insomnio, ansiedad o depresión. Así que lo mejor es buscar algún amigo con quien hablar. Esto podría ayudarte a aliviar el estrés. Elige a alguien de confianza y que te dé buenos consejos. Si te sientes demasiado abrumado, busca un terapeuta profesional experto en adolescentes. Haz ejercicio, come saludable, escribe un diario.

Recordemos que la adolescencia puede ser difícil para hijos y padres. La mayoría de adolescentes lidian con cambios de humor, presión social y ansias de independencia. Estos es típico de la adolescencia. Otros comportamientos pueden ser señal de que algo más grave puede estar pasando. Si ves alguna de estas señales en tu hijo, no reacciones exageradamente ni lo minimices. Tomas las medidas necesarias para apoyar a tu hijo a superar estos problemas, no te rindas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario