LO ÚLTIMO

Translate

lunes, 12 de octubre de 2020

COMPORTAMIENTOS DE UNA PERSONA INTEGRA Y GENUINA


Encontrarse con una persona íntegra y genuina es muy raro hoy en día. Así que cuando conoces a alguien humilde, honesto y amable, te das cuenta de inmediato.  Una persona íntegra y genuina es honesta y con principios y valores morales sólidos y rectos. Las personas con estas cualidades lo demuestran sin decirlo ni intentarlo. Siempre quieres estar cerca de ellos porque te inspiran a ser mejor persona. 

La integridad es la brújula moral de una persona, es cómo vive su vida. Lo que guía lo que hace en todos los ámbitos de su vida, en su familia, trabajo, estudios y fe. Si una persona es íntegra en su vida, será feliz y tendrá paz porque no está tratando de ser alguien que no es. Ser integro te ayuda a:


- Te guía en las decisiones de tu vida. La integridad te impide tomar malas decisiones porque seguirás tus convicciones y ellas te mantienen por el buen camino.

- Las demás personas confían mucho en ti. Te ganarás mucho más fácil la confianza de los demás porque te verán como una persona genuina, veraz y digna de confianza.

- Conciencia limpia. No hay nada mejor que tener la conciencia limpia. Mentir, robar o hacer trampa sólo genera estrés y ansiedad por no ser atrapado.

- Oportunidad de liderar a otros. Si has demostrado que tienes integridad, se te abrirán muchas oportunidades para ayudar o liderar a otros porque inspiras a los demás.


Con esto en mente, a continuación veremos algunos rasgos y comportamientos de una persona íntegra y genuina, no es una lista exhaustiva, pero es un comienzo. Puede que descubras que eres una persona íntegra o te inspire a tener una vida íntegra y genuina sin miedo:


1. HUMILDAD

Las personas íntegras son humildes. No son arrogantes y tiene una modesta estimación de sí mismos. No creen que son más importantes que otros. Una persona humilde:

- Admite que no es perfecta
- Tienen confianza sin ser orgullosos
- Edifica y motiva a otros
- Se hacen responsables de sus acciones
- No anhela fama ni éxito
- Son agradecidos


2. ACEPTAN SUS ERRORES

Las personas íntegras y genuinas son honestas cuando comenten errores. No culpan a los demás ni ponen excusas. Admiten que está equivocados. No hacen las víctimas ni sienten lástima por sí mismos. Las personas íntegras y genuinas entienden que cometer errores es algo humano y de la vida. 


3. NO LLAMAN LA ATENCIÓN

Cuando estás con una persona íntegra y genuina, es posible que no conozcas su cargo o posición social. No hace alarde de quiénes son ni de lo que hacen. Tratan a todos con el mismo respeto. No intentan llamar la atención. Es refrescante trabajar o pasar el rato con ellos. Las personas íntegras y genuinas están seguros y son ellos mismos.


4. SON ABIERTOS A SER CORREGIDOS

Si corrige a una persona con integridad, ella lo escuchará. Incluso te agradecerá la corrección. No se pondrá a la defensiva ni se enojará. Una persona íntegra y genuina admitirá que no es perfecta y a pesar de que a veces es difícil se corregido, se tomarán en serio lo que les digas y se evaluarán a sí mismos para ver si lo que dices es correcto, lo que necesitan cambiar y harán el esfuerzo por hacerlo.


5. CONFÍAN EN ELLOS

Puedes confiar 100% en una persona íntegra. No actúan de una manera y después de otro. No usan máscaras ni tienen malas intenciones. Son constantes, confiables y firmes. Además, cumplen su palabra, y si no lo hacen por alguna circunstancia, se disculparán. Lo que ves en ellos es lo que tienen o lo que obtendrás de ellos, esto genera confianza en ellos.


6. NO SON HIPOCRÍTAS

Las personas íntegras no te dicen una cosa y hacen otra. Aplican y practican lo que predican. No son altivos ni señalan a los demás con el dedo porque no hacen a otros lo que no les gustaría que hicieran con ellos. Es divertido estar cerca de ellos porque sientes que puedes ser tú mismo, te sientes aceptado tal cual eres.


7. SE DISCULPAN Y PIDEN PERDÓN

Lo creas o no, disculparse o pedir perdón puede ser difícil para algunas personas. Pero las personas íntegras no tienen miedo de pedir perdón o disculparse. Sea quién sea con quien tengan que hacerlo, lo harán y admitirán que se equivocaron.


8. ASUMEN LA RESPOSABILIDAD

Las personas íntegras y genuinas son sinceras sobre sus errores. No se excusan ni intentan minimizar lo sucedido. No juegan a la víctima. Las personas íntegras y genuinas son maduras y reconocen las cosas como son sin hacerlas más grandes o con una actitud vengativa.


9. CRECEN Y CAMBIAN

Escuchan a los demás porque quieren aprender y cambiar para ser mejores de lo ya son. No les importa la edad que tengan, siempre quieren aprender cosas nuevas. Escuchan nuevas ideas sin sentirse intimidados. A las personas íntegras y genuinas les gusta aprender de otras personas porque saben que no lo saben todo. Tienen sed de aprender y crecer en cada etapa de su vida. 


10. SE RÍEN DE SÍ MISMOS

Las personas que tienen integridad no tienen miedo de bromear. No les importa las burlas sobre ellos. Son capaces de burlarse de ti, pero no de una manera despectiva, vengativo o molesta. Tiene una agradable habilidad para reírse de sí mismos porque son humildes. Las personas íntegras y genuinas tienen un buen sentido del humor pero nunca se burlarán de alguien de manera hiriente. 


CÓMO CONVERTIRSE EN UNA PERSONA ÍNTEGRA Y GENUINA

Vivir según tus convicciones y hacer lo correcto, no porque quieras el reconocimiento ajeno, sino porque es importante para ti. Ser fiel a sí mismo, incluso cuando otras personas no lo entienden o se burlas de ti por ello.

Aquí hay algunos ejemplos para convertirte en una persona íntegra y genuina:

- Trata de cumplir con tus promesas incluso si necesita esforzarse más para cumplirlas.

- No chismee ni corra rumores ni difunda secretos sobre los demás.

- Sé fiel en las cosas pequeñas y las grandes.

- Si encuentras algo que no te pertenece, busca a su dueño.

- Asuma la culpa por sus acciones y errores.

- Respete a sus compañeros de trabajo, jefes y demás trabajadores. No se tome descansos de más en su trabajo. Respete sus horarios de trabajo.


- Trata a los demás como quieres ser tratado.

- No robes artículos como bolígrafos, papel y otros materiales de tu trabajo.

- Sé un buen jugador de equipo.

- Reconoce los logros y triunfos de los demás.

El mundo necesita personas íntegras y genuinas. La honestidad, la confiabilidad y la humildad nunca pasan de moda. Las personas íntegras y genuinas nos inspiran y desafían a llevar una vida mejor. Hoy en día muchos se burlan de las personas íntegras y genuinas, las personas que hacen esto son muy peculiares y molestas, con las que no es divertido estar.

Si quieres ser íntegro y genuino no te preocupes por lo que los demás piensen de ti. Puedes comenzar a vivir una vida integra hoy y disfrutar de las recompensas de saberte en paz y feliz de seguir tus convicciones, principios y valores morales, no lo que otros te dicten o como quieran ellos que vivas tu vida.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario