LO ÚLTIMO

Translate

sábado, 17 de octubre de 2020

10 FORMAS DE RECUPERARSE DE UNA RELACIÓN ABUSIVA


Después de terminar una relación abusiva, recuperarse del daño emocional es esencial. Una relación abusiva causa daños en tu autoestima, relaciones, carrera, salud mental, incluso física e espiritual, y en tu bienestar en general. Así que si acabas de salir de una relación abusiva o si lo hiciste hace mucho y aún te afecta demasiado es necesario que empieces tu proceso de recuperación.

Ya diste el paso más difícil que es salir del abuso. El abuso psicológico es una forma de violencia doméstica y no mereces estar en esa situación. Una vez que hayas salido de esta relación necesitas recomponer tu vida. Concéntrate en lo que te hace feliz y te mantiene saludable. Enfócate en tu familia, tus seres queridos, tu hogar, tu carrera y evita a las personas tóxicas a toda costa. Puede que llegues a extrañar a tu abusador, pero recuerda que los abusadores no cambian.


La buena noticia es que te recuperarás, incluso si no sucede de inmediato. Saber qué hacer después de terminar una relación abusiva te ayudará a que tu recuperación sea más rápida y eficaz. Los terapeutas, a través de diversos estudios, han determinado las mejores formas de recuperarse de una relación abusiva.

Con esto en mente, hemos recopilado diez consejos de los terapeutas para recuperarse del abuso:


1. ACEPTA LO QUE PASÓ

Si deseas recuperarte, no puedes fingir que el abuso no sucedió. En su lugar, acéptalo. Reconoce que fuiste víctima de abuso y nunca minimices lo que te pasó. Es probable que te sientas negativo e intentes ignorar la situación, pero esta sería la opción más fácil y no ayudará en tu recuperación. De hecho, te causará más daño y las emociones negativas que estás teniendo permanecerán por más tiempo. 

Para sanar, primero debes reconocer y aceptar lo que sucedió y enfrentar todos los sentimientos que siguen. Es posible que te sientas avergonzado, enojado o asustado, pero todo mejorará. Es importante no restar importancia a lo que te sucedió. A pesar de lo que puedan pensar o decir los demás, no estás siendo dramático ni estás exagerando. Tus reacciones, sentimientos y emociones son las exactas, acordes a la situación, son reales.

Puede que recordar lo vivido sea doloroso, pero es fundamental para reconocer y aceptar el abuso. Luego, podrá pasar al siguiente pasa en la recuperación.


2. SACA COMPLETAMENTE DE TU VIDA AL ABUSADOR

Aunque esto puede ser algo difícil ya sea porque amas a la persona que abusaba de ti o porque tienen hijos, pero es necesario, al menos mientras te recuperas. No tengas comunicación con él o ella, ni por redes sociales. 

Eliminar al abusador de tu vida, también significa alejarte o cortar lazos con personas que pasan tiempo con tu abusador. Encontrarte con tu abusador puede desencadenar muchos sentimientos doloroso que obstaculizan tu proceso de curación. Es por esto que debes evitar a toda costa cualquier contacto directo o indirecto con el abusador.

Por tanto, pasa tiempo con personas que te apoyen y brinden seguridad y amor.  Personas que te traen alegría e invierte su tiempo y buena energía en las personas. Aprende a apreciar a las personas a las que de verdad le importas, te aprecian y que no te harán sentir mal o culpable de lo que te pasó. Tú no tienes la culpa de absolutamente nada. El problema y toda la culpa es del abusador.


3. ENCUENTRA APOYO

Como ya dijimos, debes apreciar y pasar tiempo con las personas que te traen sentimientos positivos y son de confianza. Pueden ser amigos, familiares, un terapeuta profesional o un grupo de apoyo, como de tu iglesia.

Cuando te estás recuperando de una relación abusiva, puede sentirte deprimido o ansioso. Así que lo que más necesitas es de sistema de apoyo. Por tanto, asegúrate de encontrar a alguien que te ayude a sentirte protegido, valioso y apoyado. Así recuperarás tu autoestima y recordarás tu valor, y sabrás que las palabras, acciones y comportamiento de tu abusador no tenían nada que ver contigo.
  

Si te rodeas de personas tóxicas, tu recuperación será imposible. No te ayudarán en nada y buscarán hundirte más. Tu sistema de apoyo tampoco debe estar conectado a tu abusador. Si esto te deja con pocas personas a las que puedas acudir, considera conocer gente nueva; únete a un equipo, haz algún curso o únete a un grupo de la iglesia. También puedes intentar buscar a viejos amigos.


4. ENFÓCATE EN COSAS QUE TE INTERESAN

Piensa bien en cómo usarás tu tiempo. Haz cambios positivos y concéntrate en cosas que te interesan. Piensa en las cosas que siempre has querido hacer y no habías podido hacer. Empieza a hacerlas. Tal vez esto te lleve a hacer algún curso o unirte a un grupo, lo que te ayudará a hacer nuevos amigos. Al concentrarte en lo que te gusta e interesa, vivirás con más alegría y positivismo. 


5. ENCUENTRA UNA FORMA DE EXPRESARTE

Necesitas una forma para dejar salir tu sentimientos y puedes hacer de una forma creativa. Existen muchas formas creativas que pueden ayudarte a sanar. Así que la clave es encontrar qué forma de arte es el mejor para ti. Hay muchas opciones:

- Escribir un diario o simplemente para desahogarte, incluso puedes escribir un libro sobre tu experiencia o inventar historias.
- La música, ya sea haciéndola o bailándola.
- Pintar
- La poesía
- Las manualidades


6. ESTABLECE UN HORARIO

Tener una rutina te ayudará a volver a la normalidad y mantenerte saludable. Te ayudará a comer en exceso o dormir demasiado. Incluye en el horas de ejercicio o relajación. Así será menos probable que recurras a desahogar tus penas de formas negativas como al alcohol.


7. ENFÓCATE EN TU SALUD

Reconoce tus necesidades en lugar de pensar en las de los demás. Eres importante y digno, a pesar de las cosas por las que pasaste. El tiempo que te tome y tu fuerza de voluntad necesarios para recuperarte, valdrán la pena cuando tu cuerpo se nutra.

Toma decisiones saludables y haz ejercicio. Incluso hazlo cuando no tengas muchas ganas para que puedas concentrarte en sentirte mejor y sanar. Sentirte bien y estar saludable te hará sentir mejor, con la mente más clara para reconstruir tu vida positivamente.


8. SÉ COMPASIVO

Tienes que perdonarte a ti mismo y recordar que el abuso no fue tu culpa. Permítete sentirte débil de vez en cuando. Agradece que estás vivo y sano. No importa lo que te haya dicho tu abusador, tú no merecías el abuso emocional al que te sometió. 

Es normal que te hayas sentido impotente cuando estabas en esa situación, pero ahora tienes el control de tu vida y puedes empezar a recuperarte.  Como ahora estás a cargo y en control, ten compasión contigo mismo para que puedas empezar a sanar. No estamos diciendo que te tengas lástima, sino que no seas tan duro contigo mismo.


9. RECUERDA QUE AHORA NO TE VES COMO REALMENTE ERES

Cuando se ha estado en una relación abusiva, escuchas muchas cosas hirientes sobre ti por parte de tu abusador. Después de un tiempo, empiezas a creer todas estas cosas feas. Sin embargo, cuando sales de tu relación abusiva te darás cuenta que todas esas opiniones de tu abusador están muy lejos de la realidad.

Las personas abusivas están tan quebradas por dentro que buscan quebrar a los demás. Es decir, busca lastimarte porque está muy lastimado. Es muy posible que las cosas que dicen de ti son cosas que en su subconsciente piensan sobre ellos mismos. De cualquier manera, sus opiniones y puntos de vista so inexactos. No eres lo que dicen que eres.


10. TÓMATE TU TIEMPO

Como cualquier forma de sanación, recuperarte de una relación abusiva requiere tiempo. No es algo que sucederá rápido y es probable que tengas algunos contratiempos y obstáculos en el camino. No te rindas, sigue intentándolo y no cede a sentimientos negativos. Mantén tu mente en tus objetivos y divisa el futuro que  se avecina.

Sé compasivo contigo mismo y recuerda que aunque sanarás, puede que tarde un poco. Cuanto más trabajes en ellos, más pronto llegará tu recuperación.


No olvides que recuperarte de una relación abusiva puedes ser difícil y complicado. Requiere tiempo, esfuerzo, apoyo, paciencia y fuerza de voluntad. Tendrás avances y retrocesos, pero tendrás que seguir intentándolo todos los días.

Concéntrate en lo que te hace feliz y rodéate de personas positivas que te apoyen y te amen. Cuando hagas esto, verás lo que vales y podrás recuperarte de manera más efectiva. Si crees y sientes que necesitas más ayuda, busca ayuda profesional. No te avergüences, nada es esto fue tu culpa.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario