LO ÚLTIMO

Translate

lunes, 27 de abril de 2020

CÓMO REEMPLAZAR EL RESENTIMIENTO CON POSITIVIDAD


Si estás interesado en mejorar tu actitud, aquí te explicamos cómo cambiar los sentimientos de resentimiento por positividad.

En rincones oscuros de tu cerebro, encierras las emociones negativas. Cada vez que tienes una mala experiencia, puede convertirse en un resentimiento que entierras profundamente. ¿Te suena?

Si bien es normal enojarse con un persona o por una situación negativa, no debes permitir que estas emociones te agobien para siempre.


Así que busca todas estas emociones negativas que estás guardando para liberarte de ellas, mientras tanto sé amable contigo mismo. No sentiste estas emociones de la noche a la mañana, así que deshacerte de ellas no será algo instantáneo.


DESHACERSE DEL RESENTIMIENTO

Quizás es el momento de abrir esa puerta e inundar la habitación con la luz de la positividad. A medida que el brillo disipe la oscuridad del resentimiento y la depresión, será más cómodo ser honesto contigo mismo. Al final, guardar todas esas ofensas, humillaciones, decepciones, traiciones y malas situaciones, sólo te destruyen a ti, no al que te las causó.

Recordar todo este dolor de tu pasado puede provocar muchos sentimientos encontrados. Pero cuando finalmente puedas soltarlos, te sentirás renovado, con una energía revitalizante. Entre más pronto empieces a deshacerte de estas emociones negativas, más rápido podrás conocer la libertad que las emociones positivas te pueden ofrecer.

Durante años, expertos médicos han estudiado los efectos de la energía positiva y la negativa en el cerebro y han descubierto que ambos extremos del espectro influyen en nuestras emociones.

Los pensamientos positivos tienden a tener vibraciones más alta, mientras que los negativos son de una frecuencia más baja. Así que es lógico pensar que si tienes años de ira y resentimiento acumulados, disminuirá las vibraciones de tu cuerpo, atrayendo a tu vida cosas negativas, destruyendo tu autoestima, tus relaciones y causando enfermedades.

Limpiar tu espacio de almacenamiento emocional requiere de un trabajo honesto en tu cuerpo, mente y espíritu. No todos lo harán a la misma velocidad ni harán frente a sus emociones de la misma manera.

Aquí te damos algunas sugerencias que pueden ayudarte a ir por el camino correcto:


1. Concéntrate en tus emociones negativas guardadas

Desde que eras pequeño, has guardado situaciones que te afectaron positiva o negativamente. Tu cerebro procesa estas situaciones y las emociones que las acompañaron. A nadie le gustan las emociones negativas, así que guardas estas heridas y las vas acumulando.

El problema es que al hacer esto, estas no desaparecen. En su lugar, van contaminando tu alma. Incluso puede que te suceda algo, que traerá estos recuerdos y hará que experimentes estas emociones como si volvieran a suceder.

Es más, en esos días en que todo está bien y deberías estar feliz, la negatividad almacenada reprime tu espíritu y no te permitirá experimentar alegría, cuando está justo frente a ti.

Ignorar tus problemas no los hará desaparecer. 


2. Da el primer paso

No es necesario que haga esto solo. Invoca a tu fe, tu poder superior o al universo para que estén de tu lado. A medida que vayas recordando estas emociones dañinas, imagina que las estas enfrentando y observa como se desvanecen el el olvido. Despídete de ellas.

Nadie te obliga a guardar rencor. Si te aferras a él y no perdonas, es tu elección.


3. Sé honesto contigo mismo

Enfrentar todo este rencor no es fácil. A menudo, culpamos a los demás por nuestras circunstancias. Cuando se trata de enfrentar tu resentimiento, atrévete a señalarte a ti mismo. Asume tu responsabilidad.


Permite que tu poder superior te envuelva en misericordia mientras revisas tus emociones negativas. Este sentimiento liberador deja espacio para que lleguen las emociones positivas y la curación.


4. Aprende a perdonar y reanuda tu vida

Solo tú tienes el poder de aferrarte a esta basura emocional y permitir que llene tu vida de amargura. Pero también tienes el poder supremo del perdón.

Cuando perdonas, devuelves la fuerzas negativas al universo, que las reemplaza por positivas. No se está olvidando ni se está liberando al ofensor. Te estás liberando tú. La compasión es una llama poderosa que desintegra tu amargura y te permite continuar con tu vida.

Deshazte de ese montón de basura emocional y perdona. Únete con tu poder superior y finalmente perdona a los demás y perdónate a ti mismo. Libera tu ira, tu amargura y tu culpa almacenada durante todo este tiempo y permite que sean barridas por la luz positiva.


5. Refresca y restaura tu mente

Ten paciencia mientras limpias de tu mente hasta el último resentimiento. Abre las ventanas de tu alma y abraza los rayos de energía positiva. Permite que la misericordia, el perdón y el entendimiento barran la basura emocional que ha sofocado tu alegría y tus sueños. Y no permitas que se acumule de nuevo.


Finalmente, si encuentras este proceso demasiado abrumador y experimentas depresión o ansiedad, busca ayuda profesional. Es posible que tengas algunos traumas que requieran de un terapeuta para ayudarte a solucionarlos.

Traer luz positiva a tu vida requiere de determinación. Si bien no puede cambiar las situaciones de tu pasado que te llevaron a acumular todo ese resentimiento, si puedes controlar tu actitud frente a ellos.

Cambiar tu sentimientos negativos por positivos, no sólo te hará mejor persona sino que también te dará una vida más feliz.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario