LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 2 de diciembre de 2021

¿POR QUÉ CELEBRAMOS EL DÍA DE LAS VELITAS EL 7 DE DICIEMBRE?


Desde pequeños hemos prendido velitas año tras año, otros iluminan las calles con faroles, mientras en las casas se ofrecen buñuelos y natilla; todo esto ha marcado nuestra infancia y continúa aún marcando nuestra vida con hermosos recuerdos, en la noche de las velitas se encienden para pedir por nuestra paz interior y también para pedir por la paz del mundo. 

Esta bonita celebración se realiza en toda Colombia y marca el inicio de las fiestas navideñas, en muchos barrios se cierran las calles para que no pasen carros y se prenden muchas velitas y faroles, también en algunos departamentos de Colombia el 8 de Diciembre se colocan banderas blancas con la imagen de la inmaculada Concepción.


La tradición de prender las velitas se debe al dogma de la inmaculada Concepción de la Virgen María por haber sido concebida del pecado original desde su concepción, promulgado por el bienaventurado Papa Pío Nono en el año de 1854, la Virgen María le reveló este gran misterio a Santa Bernardita cuando en Lourdes le dijo que era la inmaculada Concepción.

Días antes de la proclamación de este dogma, los fieles cristianos que se encontraban en Roma y en muchas partes del mundo prendieron velitas en honor a María Santísima pidiendo que este dogma fuese proclamado, antes que el dogma fuera proclamado el ya ardía en los corazones de los fieles cristianos.

En toda Colombia se conserva hasta la actualidad esta bella tradición, aunque muchos no sepan explícitamente que con estas velitas conmemoran el dogma promulgado por el Papa Pío Nono o Pío IX; el amor de María continua encendido en el corazón de sus hijos colombianos y por un cariño especial de ella ese amor se manifiesta en la infinidad de velitas que durante décadas han iluminado los hogares de los fieles colombianos.

Claramente esas velitas son el símbolo del amor de María Santísima por Colombia y a pesar de que intenten destruir ese amor convirtiendo este día sagrado en festejos mundanos, estas velitas continuarán iluminando a la bella Colombia por siempre, dejando manifiesto que el amor de la Virgen está arraigado en los corazones de los colombianos de una manera muy profunda.


Si al recordar este día sienten las llamas de la inocencia, del amor, de la paz y del bien, es porque sienten las llamas del amor de María Santísima, prendan las velitas de su corazón y que este próximo 7 de Diciembre prendan las velitas en sus casas, no permitan que los vientos del pecado, del desamor, de la tristeza, apaguen las velitas de tu corazón. 

Encender las velitas simboliza llevar la luz a nuestros deseos o plegarias, las velas encendidas son un reflejo de nuestro ser emocional y ayudan a iluminar nuestros corazones cuando nos sentimos agobiados, si vas a prender una vela para cada familia, amigo o persona que amas, enciende esa vela enviando luz, enviando buenos deseos a esa persona y lo que pidas para ti también pídelo para el resto del mundo, para el Universo porque no hay mejor regalo de amor que enviar luz a las demás personas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario