LO ÚLTIMO

Translate

martes, 6 de julio de 2021

10 COSAS QUE UNA PERSONA SENSIBLE NECESITA PARA SER FELIZ


Las personas sensibles no la tienen fácil, su sensibilidad les hace desarrollar tanta empatía que puede hacerlas sufrir demasiado. Procesan la información de forma distinta, por lo que los sonidos altos, las imágenes de violencia o dolor, las luces demasiado brillantes y las aglomeraciones las afectan mucho. 

Para ser felices, las personas sensibles, necesitan ambientes tranquilos y pacíficos para que sus sentidos puedan descansar. Pero esto no es todo, así que aquí les traemos diez cosas que las personas sensibles necesitan para ser felices:


1.  UN RITMO DE VIDA SIMPLE Y PAUSADO

Como las personas sensibles procesan las cosas en un nivel más profundo, necesitan más tiempo para realizar sus actividades en general, desde desayunar o salir de casa cada mañana hasta tomar decisiones grandes y pequeñas. Las personas sensibles que llevan vidas más pausadas y simples son más felices.


2. UN AMBIENTE TRANQUILO

Todos necesitamos un equilibrio entre nuestras responsabilidades y el descanso, pero para las personas sensibles es súper esencial. El tiempo de relajación y desconexión de sus responsabilidades diarias disminuye el nivel de estrés y restaura la paz interior. Si las personas sensibles no tienen ese equilibrio y un lugar tranquilo donde puedan estar a gusto para descansar, pueden sufrir mucho y padecer de depresión o ataques de pánico. 


3. DEMOSTRAR SUS EMOCIONES

Las personas sensibles son muy emocionales, tienen sus emociones a flor de piel y no pueden evitar expresar lo que sienten. Si están enojadas se les nota, así lo quieran ocultar. Igualmente si están alegres les brota por los poros.  Para las personas sensibles es muy importante expresar sus emociones sin verse obligadas a reprimirlas. Por esto, es fundamental que reciban comprensión y apoyo de quienes les rodean.


4.  TIEMPO PARA ADAPTARSE AL CAMBIO

Para las personas sensibles los cambios son difíciles y abrumadores. No importa si son cambios positivos como iniciar una nueva relación, mudarse de casa o un ascenso laboral, son igualmente estresantes. Las personas sensibles necesitan más tiempo para adaptarse a lo nuevo y aceptarlo completamente. Es muy importante que quienes les rodean respeten sus plazos y ritmos.


5. SER CREATIVOS

Muchas personas sensibles tienen la necesidad extrema de crear. Canalizan sus emociones, ideas y observaciones a través del arte, la poesía, la música, actuación, etc. Su sensibilidad puede ser demasiado abrumadora que la mayoría no podrán entenderlo. Para las personas sensibles la creatividad es una válvula de escape que les permite liberar todas las experiencias emocionales y sensoriales.


6. UN ENTORNO NATURAL Y BELLO

Lo queramos o no, el entorno en el que vivimos nos afecta para bien o para mal. A las personas sensibles la influencia del entorno les afecta intensamente. Los espacios desordenados, caóticos o ruidosos les generan un malestar difícil de soportar, al punto de desestabilizarlos emocionalmente. Por el contrario, los ambientes ordenados, tranquilos y bonitos los hacen felices y los recargan de energía.


7. DORMIR BIEN

Todos necesitamos dormir bien, pero para las personas sensibles estos es esencial. Tener problemas de sueño puede ser una pesadilla insoportable para una persona sensible. Dormir bien ayuda a las personas sensibles a procesar las experiencias diurnas para restarles parte de su impacto emocional, por lo que necesitan descansar bien tanto como el oxígeno para respirar.


8. RELACIONES PERSONALES SIGNIFICATIVAS

Las personas sensibles necesitan personas importantes en su vida. Disfrutan de la compañía inteligente y necesitan encontrar a su alma gemela para que comprenda su naturaleza sensible y la respete. Si no lo encuentra a ese alguien, prefieren estar solas porque no les gusta las relaciones superficiales ya que las aburren muy rápido. Las personas sensibles prefieren conectar profundamente con todos sus seres queridos.


9. UNA VIDA INTERIOR ENRIQUECIDA

Las personas sensibles tienen predisposición a ver dentro de sí mismos, se cuestionan continuamente y siempre quieren perfeccionar algo.  Incluso es normal que se le llame "almas viejas". Las personas sensibles no suelen buscar experiencias vibrantes, pero viven intensamente las experiencias sencillas como un atardecer.


10. UN SENTIDO DE LA VIDA

Para las personas sensibles es impensable no tener un propósito en la vida. Dedican mucho tiempo a encontrarlo, a saber quiénes son y por qué están en el mundo. Si no lo encuentran pueden sufrir crisis existenciales. Su felicidad depende de encontrar su lugar en el mundo. 

Si eres una persona sensible o conoces a una, esperamos que esto te ayude a entender y encontrar el camino para ser feliz en tu vida. Sólo tienes que seguir estos consejos y tener paciencia para ir viendo los resultados.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario