LO ÚLTIMO

Translate

sábado, 30 de enero de 2021

7 COMPORTAMIENTOS DE UNA MADRE TÓXICA


El entorno en el que se crece influye en gran medida en el desarrollo emocional y mental de todos y cada uno de nosotros. La relación con nuestros padres afecta las relaciones románticas en las que nos vemos involucrados en nuestra vida.

Si tuviste una madre tóxica, es muy probable que tengas algunos problemas con tus relaciones románticas a lo largo de tu vida. Lo que tienes que hacer es reconocer que cómo te trató tu madre mientras crecías ha afectado tu vida romántica presente. 

Es posible que a menudo tengas relaciones que se acaban rápida y dolorosamente. Puede que estés evitando conectarte completamente con la otra persona o incluso puede que notes en ti mismo que tienes comportamientos tóxicos.

Estas experiencias son más comunes de lo que crees. Por suerte, se pueden superar. Así que aquí les traemos los 7 comportamientos de una madre tóxica que hace que sus hijos tengan problemas en sus relaciones románticas futuras:


1. FALTA DE UN VÍNCULO MATERNO SALUDABLE

Lo que lleva a mitologizar el romance. Al tener una madre tóxica, es difícil tener en mente cómo sería la vida de una familia menos disfuncional. Por supuesto que esto no significa que no lo desees. Todos quieren relaciones sanas y cercanas con sus madres.

El problema es que no tienes idea cómo es una relación positiva y saludable porque tu madre no tuvo un comportamientos saludables contigo, y posiblemente tampoco la tuvo con tu padre. Esto crea una idea equivocada de lo que es el romance.

Es por esto que eres demasiado perfeccionista cuando buscas pareja. Inconscientemente buscas una pareja que te recuerda la idea que tienes de lo que puede ser un padre perfecto. Así que haces cosas como:

- Eres muy critico con los errores de tu pareja
- Tienes una lista muuuy larga de lo que quieres de una pareja
- Decides terminar una relación al primer problema
- Te enojas o decepcionas si no es la relación que quieres

Esto puede ser muy dañino a largo plazo y puede llevarte a creer que el amor verdadero, positivo y sano no existe. Pero esto está muy alejado de la realidad porque sí existe. 


2.  FALTA DE RESPETO POR LOS LÍMITES

Muchos padres tóxicos no respetan los límites de sus hijos. Hay una gran diferencia entre ser estricto y sobrepasar los límites. Es posible ser firme y autoritario pero sin pisotear a un niño.

Un niño que crece en estas situaciones no sabrá cómo establecer límites saludables y positivos en sus relaciones. Esto puede causar problemas como:

- Si te sientes incómodo no lo dices por miedo a las repercusiones
- Nunca le hablas de tus límites a tu pareja, pero te molestas mucho si los cruzan sin saberlo
- Eres incapaz de hacer cumplir y mantener límites con tu pareja
- Eres susceptible a relaciones abusivas o manipuladoras porque se aprovechan de tu falta de límites
- Es posible que tú también tengas problemas para respetar los límites de otras personas, ya que creciste creyendo que no importan. 


3. LAS EXPECTATIVAS NO REALISTAS

Muchas madres tóxicas tienen expectativas poco realistas de sus hijos. Les exigen mucho y por más que lo intenten, sus hijos nunca cumplen sus expectativas ridículamente altas y los castigan injustamente todo el tiempo. 

Desafortunadamente, los hijos de madres tóxicas trasladan estas expectativas al resto de su vida. No sólo se apegan a estándares altos e imposibles, causando sentimientos de inutilidad y depresión, sino que también empiezan a esperar altas expectativas de todos los que los rodean.

Esto lleva a tener actitudes tóxicas en las relaciones románticas. Esperan que sus parejas hagan lo que tu madre esperaba que tú hicieras. Esto conduce a relaciones poco saludables por los siguientes problemas:

- Te sientes insatisfecho con todo lo que hace o no hace tu pareja
- Te preocupas que tu pareja te deje porque no cumples tus propias altas expectativas
- Tu pareja se siente controlada o atrapada dentro de tus altas expectativas
- Tus estándares son tan altos que nadie los alcanza
- Te sientes decepcionado de tu pareja y continuas buscando una perfección que no existe
- Puedes ser abusivo y manipulador con tu pareja


4. UNA MALA COMUNICACIÓN

La comunicación en un hogar tóxico con una madre tóxica puede ser difícil y perturbadora. Probablemente solía ignorarte, burlarse, menospreciar o simplemente le molestaba que quisieras hablar o decir algo. Se negaba a escucharte o decirte cosas importantes. Decía cosas, pero queriendo decir otras. 

Una madre que no se comunica eficazmente y de forma saludable, puede afectar las relaciones románticas futuras de sus hijos de las siguientes maneras: 

- Es posible que tengas problemas para comunicarse con tu pareja
- Con frecuencia le das la espalda ignorando a tu pareja o haces cosas tóxicas y no comunicativas
- Hablas pero no eres claro o dices cosas pero quieres decir otras, y te molestas si tu pareja no te entiende
- No respetas lo que tu pareja te dice por temor a que signifique algo más


5. PROBLEMAS DE CONFIANZA

Se supone que los niños pueden confiar en sus padres. Si una madre no era confiable, los hijos aprenden a protegerse y ser desconfiados. Se vuelven reservados, desconfiados y hacen todo lo posible para sobrevivir y mantenerse protegidos.

Lamentablemente, estos comportamientos son muy, muy difíciles de superar pero no imposible. Los problemas que se tienen en las relaciones por los problemas de confianza causados por una madre tóxica son:

- Se ponen celosos y se enojan fácilmente
- No confían en lo que dice su pareja
- No creen en los cumplidos y la amabilidad
- Desconfían de su pareja y buscan pruebas todo el tiempo
- Constantemente temen que su pareja los traicione o les hagan daño
- Mienten incluso sobre cosas pequeñas, lo que hace que tampoco sean dignos de confianza

Todos estos son hábitos poco saludables y es crucial desaprenderlos y reemplazarlos con pensamientos y hábitos positivos y una buena comunicación. Por supuesto que es más fácil decirlo que hacerlo. Un terapeuta puede ayudarte a superarlo.


6. FALTA DE APROBACIÓN

Cuando un niño está creciendo, aprende muchas cosas. Sentirse animado y motivado en su curiosidad, búsqueda de conocimientos y éxitos puede ayudarlo a tener un desarrollo positivo.

Las madres tóxicas no proporcionan nada de esto. No dan buenos consejos, no están de acuerdo con sus hijos, no aprueban sus acciones ni los protegen. Esto hace que un niño busque todo el tiempo aprobación o validación, lo que lo lleva a hábitos autodestructivos.

Esto significa que tiene grandes dudas sobre sí mismo e inseguridad que hace que busque constantemente validación de su pareja por cualquier medio. 


7. DINÁMICA POCO SALUDABLE

Crecer en una relación tóxica con tu madre, es todo lo que conoces. Es la única forma de afecto y amor que recibiste. Una amor egoísta e insano. Así que es posible que practiques este mismo estilo de amor en la dinámica de tu relación.

Esto hace que te sientas infeliz en relaciones sanas y seguras, y que busques parejas tóxicas que te traten igual que tu madre. Estás condicionado a esperar cierta dinámica en la relaciones y si no la recibes, no estás a gusto.

Tu mente no se siente bien a interacciones saludables. Te parece extraño estar en relaciones positivas, lo que te hace perder buenas parejas.


Las madres tóxicas hacen que sus hijos tengan vidas infelices y poco saludables. Traicionan sus responsabilidades para con su familia. Lamentablemente, no puedes cambiar la forma y el ambiente en el que creciste ni el pasado que tuviste. Pero, si puedes trabajar en superarlo y mejorar como persona. No temas buscar ayuda profesional para superar esta toxicidad y comprender de dónde proviene y cómo afecta tus acciones actuales.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario