LO ÚLTIMO

Translate

jueves, 29 de octubre de 2020

¿TIENES UNA DEUDA KÁRMICA QUE DEBES PAGAR EN ESTA VIDA?


Se tiende a decir que l
a mala suerte o mal karma de un individuo se debe a sus acciones negativas del pasado. Sin embargo, el karma no es algo así de simple. No se trata solo de las elecciones o decisiones de la vida actual, sino también de las vidas pasadas. Cuando hablamos de decisiones o elecciones, hablamos de las malas y las buenas.

Las decisiones de vidas pasadas pueden estar repitiéndose en la vida presente, esperando que descubras y lo hagas bien esta vez.  Es por esto que en este artículo nos centraremos en cinco señales que te indican que tienes una deuda kármica que debes pagar en esta vida.


Muchos tendemos a usar la palabra karma de manera ligera. La mayoría entendemos que está relacionado con la idea de que las buenas acciones generan consecuencias positivas y las malas acciones generan consecuencias negativas en su vida y en sus próximas vidas. 

En sí es una fuerza que afecta los eventos de la vida. Pero también es la emanación de energía, el aura o el espíritu característico de alguien. También podemos referirnos a ella como nuestra "energía vital".

El karma es parte de la creencia budista en la reencarnación, o que la vida de cada persona se recicla en el Universo para aprender lecciones valiosas. Incluso, no hay garantía que un individuo en su siguiente vida sea humano. Puede ser un animal. El estado en el que regresa indica cuántas lecciones más necesita aprender para completar su viaje espiritual. Si se tiene una deuda kármica, su camino continuará hasta que pague esa deuda y viceversa, si a alguien le deben una deuda kármica, su camino continuará hasta que reciba el pago. 

El budismo afirma que las buenas acciones te dan "créditos positivos" y las malas acciones una "deuda". Se les atribuye un valor numérico y es posible que su pago no suceda en la vida presente, sino en la siguiente. Así que puedes estar pagando una deuda o recibiendo un pago de vidas anteriores.

Es esencial comprender que los "créditos" y las "deudas" no se calculan solo por tus acciones, sino que también por tu moral, tus pensamientos y las intenciones detrás de tus acciones. Por ejemplo, haces una donación a una escuela pero lo haces porque tu hijo se portó mal y puede ser expulsado, y para que esto no suceda tratas de manipular las decisiones del director del colegio con esa donación. Esto no te dará crédito kármico, sino que será una deuda kármica. En cambio, si haces esa misma donación a una escuela porque crees que los niños merecen una buena educación, equivaldrá a crédito kármico.

El Universo funciona de formas misteriosas. A veces parece que las cosas suceden al azar y sin un propósito, pero esto no es así. Todo sucede por algo. Todas tus acciones, decisiones, pensamientos, intenciones e incluso tus palabras trazan tu camino no solo en esta vida sino en las futuras. Debes asumir las consecuencias y pagar tu deuda kármica. Si quieres saber qué es lo que debes y cómo pagarlo, ¡continúa leyendo!


¿QUÉ ES LA DEUDA KÁRMICA?

Si has notado que tu vida es un patrón constante de luchas, es muy probable que tengas una deuda kármica. Problemas económicos, te suceden cosas negativas, falta de entusiasmo por la vida, malas relaciones. Sea lo que sea, pueden ser cosas sin resolver de tus vidas pasadas.

La acumulación de energía negativa a causa de tus malos comportamientos en vidas pasadas es tu deuda kármica. Así que si lastimaste a alguien o hiciste cosas malas en tu vida pasada, esa energía se adhirió a ti y la arrastraste a esta vida. 

Cada vez que regresas a la vida o reencarnas, traes contigo todo el karma sin pagar de tus vidas pasadas. Es posible que no seas muy consciente de ello, pero debes reparar esos errores. Si actualmente estás experimentando en tu vida luchas constantes, debes aprender a calcular tu número de deuda kármica para enterarte cuál es tu deuda y cómo pagarla.


NÚMEROS DE DEUDA KÁRMICA

Los números de deuda kármica constan de dos dígitos, estos son 13, 14, 16 y 19. Estos a su vez se suman para alcanzar un número único, así:

13 = 1 + 3 = 4

14 = 1 + 4 = 5

16 = 1 + 6 = 7

19 = 1 + 9 = 10 = 1 + 0 = 1

Entonces los números que representan la deuda kármica son:

13 / 4
14 / 5
16 / 7
19 / 1

Ten muy presente esta lista. Cada uno de estos números tienen su significado y revelan tu deuda kármica. Estos números señalan un rasgo de tu carácter que requiere corrección para cancelar tu deuda.


¿CÓMO CALCULAR TU NÚMERO DE DEUDA KÁRMICA

Para calcular el número de deuda kármica debes tener en cuenta 3 números: el día de tu cumpleaños, tu número de personalidad y tu número de trayectoria de vida. Todos estos números son calculados con números específicos de tu fecha de nacimiento. Puede que tengas deudas kármicas por cada uno de estos 3 números o sólo 2 de ellos o por uno solamente. O quizás no tengas ninguna deuda kármica. Aprendamos a calcularlos y ver qué tanto debemos:


El día de tu cumpleaños

- Si el día de tu cumpleaños es 13, 14, 16 o 19. Ese es tu número de deuda kármica.

- Si la suma de los dos dígitos del día de tu cumpleaños da 4, 5, 7 o 1, tu número kármico es 13 para el resultado 4 (13/4), 14 para el resultado 5 (14/5), 16 para el resultado 7 (16/7) y 19 para el resultado 1 (19/1). Por ejemplo, si una persona cumple el día 28 de x mes:

28 = 2+ 8 = 10 = 1+ 0 = 1. Entonces el número de su deuda kármica es 19.

- Si cumples el 11 o 22, estos números no se suman porque son números poderosos. No tienes deuda kármica por el día de tu cumpleaños.

- Si el resultado de la suma de los dos dígitos del día de tu cumpleaños no es uno de los números de deuda kármica, no tienes deuda kármica por el día de tu cumpleaños. 

Ahora veamos si tienes deuda kármica por el número de personalidad. Continúa leyendo y haciendo tus cálculos;


Tu número de personalidad

El número de tu personalidad está determinado por el día y el mes de tu cumpleaños:

- Si la suma de los dígitos del día y mes de tu nacimiento da: 4, 5, 7 o 1. Entonces tu número kármico es 13 para 4 (13/4), 14 para 5 (14/5), 16 para 7 (16/7) y 19 para 1 (19/1). Por ejemplo, una persona cumple el 12 de abril: 

Día 12 
Abril es mes 04 

1 + 2 + 0 + 4 = 7

El número de deuda kármica de esta persona sería 16. 

- Si la suma da 11 o 22, no se sigue sumando hasta reducir a un solo dígito, porque 11 y 22 son números poderosos. No tienes deuda kármica por tu número de personalidad.

- Si la suma de los dígitos de tu día y mes de cumpleaños no da ningún número de deuda kármica, no tienes deuda kármica por tu número de personalidad.

Ahora veamos si tienes deuda kármica por tu número de trayectoria de vida o camino de vida

Número de trayectoria de vida

Este número se calcula sumando toda tu fecha de cumpleaños, es decir; día, mes y año. 

- Si la suma de los dígitos del día, mes y año de tu nacimiento da: 4, 5, 7 o 1. Entonces tu número kármico es 13 para 4 (13/4), 14 para 5 (14/5), 16 para 7 (16/7) y 19 para 1 (19/1). Por ejemplo: Una persona que cumple el 20 de septiembre de 1974 sería: 

Día 20  
Septiembre es mes 09
Año 1974

2 + 0 + 0 + 9 + 1 + 9 + 7 + 4 = 32 = 3 + 2 = 5

El número de deuda kármica de esta persona es 14.

- Si la suma de todos los dígitos de tu fecha de nacimiento da 11, 22 o 33 no sigues sumando porque son números maestros. No tienes deuda kármica por tu número de trayectoria de vida.

- Si la suma de todos los dígitos de tu fecha de nacimiento no da ninguno de los números de deuda kármica, no tienes deuda kármica por tu número de trayectoria de vida.

A continuación veremos los significados de cada uno de los números de deuda kármica y cómo salir de esa deuda:


SIGNIFICADO DE LOS NÚMEROS DE DEUDA KÁRMICA

El número de deuda kármica 13 (13/4) es para la pereza

Puede que en tu vida anterior, elegiste vivir del trabajo de los demás, en lugar del trabajo de tus propias manos. A menudo haces que los demás hagan cosas por ti o intentas tomar atajos. En esta vida, debes concentrarte en aprender a trabajar duro, mantenerte motivado y no rendirte hasta realizar todos tu deberes y cumplir con tus responsabilidades. Sin exagerar. Si lo llevas al extremo no corregirá tu karma. Encuentra un equilibrio saludable.


Las personas con este número de deuda kármica, luchan constantemente con la tentación de tomar atajos para llegar a sus objetivos y metas. Puedes sentirte frustrado por no lograr rápido tus metas o conseguir el éxito, pero no te rindas ni tomes atajos ni te aproveches de los demás, porque te puede perjudicar y crear más deudas kármicas. Persevera para que tu trabajo duro te dé frutos.


El número de deuda kármica 14 (14/5) es para la necesidad de control

En tu vida anterior ejercías control sobre los demás, los despojabas de su libertad para que hicieran tu voluntad. Lo más probable es que esto siga siendo una lucha constante para ti y te obsesiones con mantener el control de todo y de todos. Tendrás que aprender a soltar, permitirte ser vulnerable, expresar tus emociones de manera saludable y aprender a confiar en las personas que te rodean.

Las personas con este número de deuda kármica viven experiencias de cambios constantes, experiencias que se les sale de control e inesperadas. 


El número de deuda kármica 16 (16/7) es para tu ego

Es posible que en tu vida anterior tenías un gran ego, arrogancia y vanidad que lastimaron a muchos. Pensabas que eras muy superior a los demás, que gozabas de una buena posición en la vida, que tenías una buena apariencia, habilidades, etc. Es posible que aún tengas una actitud arrogante, vanidad y un gran ego. El aprendizaje en esta vida debe ser la humildad, la aceptación y amar verdaderamente. Probablemente sea un largo camino para ti en esta vida y en las futuras.


El número de deuda kármica 19 (19/1) es para el egoísmo

En tu vida anterior, eras una persona egoísta. Tus necesidades estaban por encima de las de los demás. Esto puede haber sido adicciones, falta de relaciones sinceras, avanzar en la vida usando a los demás para lograr tus metas sin importar nada más, sin tener ninguna consideración o cuidado de lastimar a los demás. Probablemente, en tu vida anterior, tenías algún talento que te llevo a una posición de poder, haciendo que te enriquecieras y avanzaras solo, sin ayudar a los demás o pasando por encima de mucha gente. 

Esta deuda es difícil de saldar y puede costar varias vidas, mucho esfuerzo para pagarla. En esta vida debes elegir cuidar y ayudar a los demás, hacer servicio social, voluntariado, ayudar a los menos afortunados, ayudar a otros a crecer y tener éxito. Esto lo sientes como una necesidad imperativa en tu vida presente.

Las personas con este número de deuda kármica son muy independientes y se resisten a recibir ayuda de los demás. Deben aprender a confiar en los demás y aceptar su ayuda. Formar conexiones profundas con las personas que te rodean. Siempre te sientes tentado a recordar cosas o momentos dolorosos y llenos de arrepentimiento. No lo hagas, supéralo. 


SIGNIFICADO DE NO TENER NÚMERO DE DEUDA KÁRMICA

Es posible que no tengas un número de deuda kármica en esta vida. Esto no significa que estás limpio y libre. Significa que se espera que vayas más allá, que continúes teniendo un equilibrio y al mismo tiempo vivas una gran vida. 

Debes saber que en esta vida puedes generar deuda kármica para tus vidas futuras, por esto debes vivir sabiamente. Las personas sin número de deuda kármica, puede que no sepan qué hacer con sus vidas. Tener motivación y una actitud positiva pueden ser un gran problema para estas personas.

Concéntrate y sé consciente de la forma correcta de vivir tu vida. Con esto, buenas intenciones, actitud positiva y mucho amor hacia ti mismo, a los demás y a la vida para ayudarte a mantenerte sin deuda kármica para tu próxima vida y continuar elevando tu espíritu.

El karma no está escrito en piedra. No es el camino ni el destino. Sólo es un guía que te indica los cambios que debes hacer en tu vida y lo que debes mejorar para dejar de seguir repitiendo patrones de lucha que te hacen mucho daño a ti y a los que te rodean. Tus decisiones son sólo tuyas, al igual que las consecuencias. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario